Sirviendo a los testigos de Jehová y a la Sociedad Watchtower
 
   

Octubre 3, 2004

 
 

 

 

 

 

Opciones
Imprimir Comentario
Bajar Comentario


 

El Día de Navidad del año 199 la bandera roja de la hoz y del martillo que tanto temor había causado al mundo bajó por última vez del edificio del Kremlin. Unos días después, el temible imperio Comunista; la Unión de Repúblicas Soviéticas y Socialistas, había dejado de existir.

Casi un año antes el presidente de Los Estados Unidos, George H Bush, pronunció un histórico discurso donde anunció que un nuevo orden mundial estaba por llegar. Se dijo que el mundo podía sentirse aliviado de la amenaza de una guerra, pues cuatro décadas de enfrentamiento por medio de la Guerra Fría habían llegado a su fin. La amenaza del MAD -Destrucción Mutua Asegurada- había terminado. Se dijo que recientemente los enemigos declarados de la Guerra Fría habían encontrado una causa común; la lucha global contra el terrorismo.

Al poco tiempo de la desintegración de la URSS, la Organización de Las Naciones Unidas comenzó a adquirir mayor prominencia. En vez de solo servir de foro para la propagación de los intereses de las superpotencias, -tal y como lo hizo el presidente Soviético Nikita Kruschev en su ridícula intervención ante la Asamblea General de la ONU, - se hizo evidente que la ONU empezaba a tomar su papel como El Supervisor y Ejecutor de las políticas del mundo; algo que nos hace vislumbrar un poco lo que esta institución hará en el futuro.

Desde el día en que George H. Bush pronunció su discurso anunciando la llegada de un nuevo orden mundial la escena política del mundo ha cambiado de manera muy significativa. Actualmente las naciones ya no están divididas en dos bloques antagónicos como en el pasado. Ahora el mundo se encuentra cada vez más y más en un proceso de unipolarización; es decir, cada día el mundo es controlado más y más, tanto militar, como economicamente, por la única superpotencia que permanece; es decir, la potencia Anglo-Americana. Lenta y calladamente la posibilidad de un supergobierno mundial y global crece cada día más y más.

Después que Saddam Hussein se rehusó a obedecer la orden de la ONU para abandonar Kuwait, solo por tercera vez en su historia, la ONU apoyó una declaración de guerra en contra de un miembro de dicha organización. Desde entonces la ONU funciona cada día más y más como un gobierno mundial independiente; tal y como se lo propusieron sus fundadores originales. El poder recientemente adquirido del Tribunal Criminal Internacional es solo un ejemplo del aumento de la autoridad de la ONU y de la prominencia que esta institución va adquiriendo lentamente en los asuntos políticos del mundo.

Como otra evidencia del creciente poder de la ONU, al final de la Guerra del Golfo en 1991, la ONU sirvió como Instrumento Ejecutor de las políticas genocidas aplicadas en contra del pueblo Iraquí a favor de los intereses de la potencia Anglo-Americana; algo que, sin duda alguna, nos da una panorámica de las cosas por venir por parte de esta institución.

Diez años después de la desaparición de la URSS, el hijo del ex-presidente de Los Estados Unidos, George W. Bush, anunció; no un nuevo orden, sino la amenaza de un nuevo enemigo en la forma de lo que él arbitrariamente considera el "Eje del Mal".

Con la superioridad militar indiscutible de la tríada Anglo-Americana-Sionista enfrascada en su lucha en contra del llamado "Eje del Mal" y con los rumores de nuevas guerras, así como con los actos de terrorismo a través del mundo convirtiéndose en un asunto cotidiano, parecería ser que la oligarquía se prepara para llevar a cabo la parte final de su plan e implantar un verdadero "Nuevo Orden Mundial".

Por lo tanto, es apropiado que en este momento consideremos la situación actual desde la óptica profética del libro de Daniel.

El hacer esto requerirá que hagamos a un lado muchas de nuestras ideas preconcebidas.

"Él Ciertamente Tendrá Éxito"

En 1999, ocho años después del colapso de la Union Soviética y con el resurgimiento de la ONU, la Sociedad Watchtower publicó un libro títulado "Prestémos Atención a la Profecía de Daniel" Con excepción de unos cuantos ajustes triviales, las explicaciones de la Sociedad Watchtower respecto a las profecías de Daniel han permanecido practicamente sin sufrir cambios sustantivos desde los años 50's.

De manera inexplicable, a casi una década después de la desaparición de la URSS, los Profetas Oficiales de Betel no han sentido necesidad alguna de revisar sus interpretaciones respecto a si la URSS fue, en algun momento de su historia, el rey del norte. La Sociedad Watchtower enseña que los versículos del capítulo 11 de Daniel que van desde el 36 hasta el 43 aún aplican a la extinta Unión Soviética; esto a pesar del hecho que el versículo 36 de la la profecía dice claramente que el rey del norte "Tendrá éxito hasta que la denunciación haya llegado a su fin; porque la cosa que se ha decidido tiene que hacerse."

La Sociedad Watchtower no ofrece explicación alguna sobre cómo el extinto rey Soviético "Tendrá éxito hasta el fin de la denunciación". Para empeorar su error, la Sociedad Watchtower aconseja a los testigos de Jehová no especular acerca de quién será el futuro rey del norte que reemplazará al caído rey Comunista. -En realidad el rey del norte está a plena vista de todos solo que la Sociedad Watchtower es la única que no lo sabe-.

Como consecuencia de su falta de perspicacia, la Sociedad Watchtower ha dejado a los testigos de Jehová con una interpretación irreconciliable de la profecía de Daniel con la realidad en que vivimos; lo cual nos impide anticipar acontecimientos futuros que todavía tienen que suceder. Por tal motivo, es bueno que continúemos prestando atención a la profecía de Daniel para poder lograr un entendimiento más claro de las cosas que sucederán.

Comencemos con Daniel 11:36. La primera parte de este versículo dice: "Y el rey verdaderamente hará según su propia voluntad, y se ensalzará y se engrandecerá delante de todo dios; y contra el Dios de dioses hablará cosas maravillosas."

La Sociead Watchtower aplica el versículo 36 a la atea ex-Unión Soviética, diciendo en su comentario: "Cumpliendo estas palabras proféticas, el rey del norte rechazó "al Dios de sus padres", tales como la deidad Trintaria de la Cristiandad. El bloque Comunista también promovió abiertamente el ateísmo. Por lo tanto, el rey del norte se convirtió a sí mismo en un dios, alzándose sobre todos los demás."

Para decirlo de manera sencilla, podemos aseverar que esta interpretación está en total contradicción con la realidad. Desde la desintegración de la Unión Soviética, el Islam y la Iglesia Rusa Ortodoxa, así como numerosas denominaciones Evangélicas han experimentado un reavivamiento en las tierras de la ex Unión Soviética. Por lo tanto, parece ser que el supuesto rey del norte Soviético, no solo no tuvo éxito hasta el fin de la denunciación, sino que tampoco tuvo éxito en mostrarse y exaltarse a sí mismo delante de los dioses que alguna vez él quiso dominar.

En realidad, fue la ideología Stali-Comunista la que fue desacreditada por el Capitalismo, así como por las religiones que sobrevivieron la muerte del Comunismo Soviético. En ausencia de la otrora imponente Unión Soviética, ¿Cómo deberíamos entender el versículo que nos dice que este rey actuaría según su voluntad? ¿Deberíamos pensar que fue voluntad de la Unión Soviética el colapsar y dejar de existir?

No solo eso. El comentario más reciente de la Sociedad Watchtower también nos dice que las palabras respecto a que el rey del norte reinaría sobre los "tesoros escondidos" de Egipto se cumplió al haber tenido la URSS el "control" de los recursos financieros de Los Estados Unidos durante la época de la Guerra Fría. Esta interpretación es ridícula y no armoniza con los hechos históricos.

Es un hecho que la carrera armamentista, y especialmente la carrera por la conquista del espacio entre la URSS y los EUA, resultó en una gran bonanza económica para Los Estados Unidos. Un resultado indirecto de la carrera espacial fue el desarrollo de la computadora personal, la telefonía celular y muchas otras invenciones imposibles de mencionar; lo cual contribuyó a establecer la superioridad de Los Estados Unidos; una superioridad que continúa hasta el día de hoy.

A pesar del hecho que los Soviéticos también desarrollaron tecnologías benéficas para la humanidad durante la Guerra Fría, el sistema de economía controlada en la que ellos vivían mataba cualquier incentivo de beneficio personal y desanimaba la inversión de capital y esto fue precisamente lo que la llevó a su declive económico y a su desaparición. Es por eso por lo que ahora los recursos del otrora imperio Soviético están siendo explotados, robados y abusados por la globalización; el libre comercio, y el crimen organizado. La realidad nos dice que sucedió exactamente lo opuesto a lo que la Sociedad Watchtower afirma.

Además, la lucha por el control mundial de los últimos dos siglos no ha sido entre el Comunismo y el Capitalismo. Esta lucha ha sido entre el Imperio y la República. No debemos olvidar eso.

No debemos suponer que la revelación profética del ángel de Jehová es tan contradictoria en este asunto; tal y como la Sociedad Watchtower nos hace creer. Como con cualquier otra profecía, si hemos de obtener entendimiento de la Palabra Profética de Dios debemos rechazar cualquier tipo de interpretación privada sin importar de dónde venga, y permitir que la Biblia se interprete a sí misma. Para poder lograr eso, debemos considerar todas las profecías que tengan relevancia entre sí y que se complementen e interrelacionen.

Recordemos que existen cuatro profecías en el libro de Daniel y estas profecías tienen rasgos que se interrelacionan. La primera y más sencilla profecía de Daniel comienza con una imagen que tiene la cabeza de oro y los pies de hierro y barro. La última profecía es una visión detallada dada por un ángel, y en ella se nos habla del rey del norte y del rey del sur. Las profecías de los capítulos 7 y 8 nos proveen de información vital y el libro de Revelación complementa la visión de Daniel.

El capítulo siete del libro de Daniel contiene una visión; esta visión consiste de una feroz bestia de diez cuernos. De estos diez cuernos surge un pequeño cuerno y se nos dice que este pequeño cuerno tiene ojos y boca; este cuerno resulta ser un onceavo cuerno y leemos en La Ecritura que él "Habla cosas grandes y maravilosas". El capitulo ocho revela el surgimiento de un cuerno similar que "se da grandes ínfulas" y que "siguió echando la verdad a la tierra , y actuó y tuvo éxito".

Finalmente, el libro de Revelación nos muestra a una bestia de siete cabezas con diez cuernos que también posee una boca y que "Habla grandes cosas y blasfemias, a la cual se le da autoridad para actuar por 42 meses."

Al comparar estas cuatro profecías, -tres de Daniel y una de Revelación, -nos damos cuenta que se intercalan y se complementan unas a otras, y de cada una de estas entidades se nos dice que hablan blasfemias de primer nivel y que se exaltan y se magnifican a sí mismas aún por encima del Dios Altísimo. En cada caso se nos dice que dichas entidades tienen éxito hasta que por fin Dios las destruye. Ahora, la pregunta es: ¿Cuántas entidades políticas, separadas y diferentes pueden haber? Es lógico pensar que solo puede haber una que se exalte sobre todas las demás.

Por lo tanto, si permitimos que la Palabra de Dios se interprete a sí misma, nos damos cuenta que el profético onceavo cuerno; el rey del fiero semblante; la bestia resuscitada del libro de Revelación y la manifestación final del rey del norte son diferentes aspectos proféticos de una sola institución política; es decir, todas ellas son una y lo mismo. Pero, ¿Cuál es esa institución?

La respuesta a esta pregunta nos ayudará a determinar cuándo esta profecía se cumplirá. Según la interpretación actual de la Sociedad Watchtower, todas las profecías mencionadas ya se han cumplido, solo que en diferentes tiempos a lo largo del Siglo XX. Esto no está de acuerdo con Las Escrituras. Como ya hemos notado, solo puede haber un cumplimiento total y único.

Puesto que la lógica y el sentido común nos dicen que todas las profecías supracitadas tienen relación al mismo acontecimiento político, entonces podemos inferir que cuando un aspecto se cumpla los otros le seguirán, para así continuar con la Armonía Profética de la Palabra de Dios..

En el capítulo 8 de Daniel el profeta tuvo un aterrador encuentro con un ángel que le dijo: "Entiende, oh, hijo del hombre, que la visión es para el tiempo del fin. Y mientras hablaba conmigo yo me había quedado profundamente dormido sobre mi rostro en la tierra. Por lo tanto, él me tocó e hizo que me pusiera de pie donde yo había estado parado. Y paso a decir: Mira, te voy a hacer saber lo que ocurrirá en la parte final de la denunciación porque es para el señalado tiempo del fin."

Ahora bien, esto nos da una pista vital; no solo en lo referente a la identidad del rey del norte en su última manifestacion, -esto lo discutiremos después,- sino también en lo referente a cuándo se cumplen las demás profecías relacionadas a ella. Según las palabras del ángel, la visión del Rey del Fiero Semblante es "Para el tiempo del fin"; tiempo que también es llamado "La parte final de la denunciación."

Por favor note lo siguiente: Respecto al Rey del Fiero Semblante Daniel 8:24 nos dice que "Resultará tener éxito y que actuará eficazmenete". Puesto que se nos dice que el rey del norte "Actúa eficazmente" y que "Resulta tener éxito hasta el fin de la denunciación", es evidente que tanto el rey del fiero semblante y el rey del norte son el mismo rey. Es obvio que un rey no puede simbolizar al rey Anglo-Americano y el otro simbolizar al extinto rey Soviético; tal y como la Sociedad Watchower enseña actualmente.

Pero, ¿Cuándo es el tiempo del fin en que este rey se pone de pie?

Según la Sociedad Watchtower, el tiempo del fin empezó en 1914. Pero si eso es verdad, ¿Cómo es posible que el rey del norte haya "Tenido éxito hasta el fin de la denunciación?" Todas las manifestaciones pasadas del rey del norte han sido, según la interpretación de la Sociedad Watchtower, miserables fracasos durante el tiempo que comprende los pasados 90 años; tiempo que; según la Sociedad, es el tiempo del fin. Piense en esto por un momento: La Alemania del Kaiser fue derrotada. La Alemania Nazi fue totalmente destruida y recientemente, el imperialismo Soviético ha pasado a la historia. ¿Qué razonamientos o premisas pueden usarse para justificar la afirmación que estos régimenes tuvieron éxito?

Preguntémonos lo siguiente: ¿Cuándo comienza el verdadero tiempo del fin?

Según las palabras de Jesús, la conclusión de este sistema de cosas; o por usar la expresión alterna "El tiempo del fin", es un periodo determinado de tiempo en que los ángeles hacen una separación milagrosa y definitiva entre los justos y los inicuos. Jesucristo dijo: "Así es como será durante la conclusión del sistema de cosas; los ángeles saldrán y separarán los justos de los inicuos y los lanzarán al horno ardiente. Es allí donde será el llorar y el crujir de dientes."

De manera increíble, ¡¡La Sociedad Watchtower aplica las supracitadas palabras de Jesús al tiempo que ha transcurrido desde el año 1919!! Nadie puede probar de manera razonable y éxitosa que las palabras de Jesús ya se han cumplido; si así fuera, ellos tendrían que comprobar que los ángeles ya han removido a los inicuos y los han lanzado al horno ardiente de la destrucción. (Veáse el comentario "¿Qué es y Cuándo es el Tiempo del Fin?")

Es obvio que la siega de la que nos habla Jesús no es obra de la predicación de las buenas nuevas; tal y como la siega literal no sucede sino hasta después que la semilla haya crecido y dado su fruto. De igual manera, la simbólica siega de Las Escrituras sucede al concluir la predicación de la Palabra de Dios y de la obra de hacer discípulos. Pablo lo ilustró de esta manera: Los ministros de Dios participan en plantar y regar la semilla de la verdad, mientras que Dios hace crecer el cultivo hasta el tiempo de la siega.

En la detallada profecía de Jesús respecto a la conclusión del presente sistema de cosas, o el tiempo del fin, Jesús predijo que habría una separación repentina y milagrosa de los justos y de los injustos, y no una división gradual como creemos, es por eso por lo que leemos: "Entonces dos hombres estarán en el campo; uno será tomado y el otro será abandonado; dos mujeres estarán trabajando en el molino, una será tomada y la otra será abandonada."

Es obvio que ninguna persona con un poco de sentido común pensaría que estas palabras ya se han cumplido como producto de la predicación de las buenas nuevas por parte de los testigos de Jehová desde el año 1919. Es bueno aclarar que la Sociedad Watchtower por fin ha admitido recientemente que la separación final entre las ovejas y las cabras es un acontecimiento que aún está por suceder en el futuro y que inicia cuando Jesús; acompañado por sus ángeles, se sienta en Su Glorioso Trono y se alista a iniciar El Juicio.

Sin embargo, por increíble que parezca, nosotros aún afirmamos que ya se separó al trigo de la mala hierba y a los peces buenos de los malos; tal y como nos dicen las ilustraciones mencionadas por Jesús. Entonces, ¿Por qué tal contradicción? Esto se debe a que la parábola del trigo y la mala hierba, así como la parábola de la red barredera, se relacionan estrechamente con la separación que se efectúa durante el tiempo del fin. Desafortunadamente, la Sociedad Watchtower se aferra a su absurda doctrina del año 1914 y a que el tiempo del fin ya ha comenzado. Parece ser que no hay otra explicación a la obvia e incurable esquizofrenia interpretativa de la Sociedad Watchtower.

Sin embargo, no nos encontramos sin esperanza en lo referente a la profecía de la que estamos hablando. Para poder armonizar las profecías y poder tener una panorámica del futuro y cómo éste se desarrollará, solo tenemos que obedecer las demarcaciones claramente establecidas en la Biblia. El tiempo del fin es uno de estos parteaguas en la corriente del tiempo.

"En El Tiempo Del Fin - Un Empuje"

La revelación que el ángel da a Daniel nos habla de un "Empuje" decisivo entre los dos rivales; el rey del norte y el rey del sur, lo cual resulta en que un conjunto de ejércitos, fuerzas navales, y personal militar de infantería del rey del norte invaden e inundan "las tierras" del rey del sur.

Por lo tanto, leemos en Daniel 11:40: "Y en el tiempo del fin, el rey del sur, se envolverá contra él, -en contra el rey del norte-, en un empuje, y contra él, el rey del norte se lanzará como tempestad con carros y con hombres de a caballo y con muchas naves; y ciertamente entrará en los países e inundará y pasará adelante."

Aunque la Sociedad Watchtower aún insiste que este "empuje" se hizo evidente por medio de la Guerra Fría al haber un "empuje" entre la URSS y Los Estados Unidos, de manera muy ingeniosa, ¡¡la Sociedad Watchtower ha reajustado su más reciente interpretación, diciéndonos que tal "empuje" sucedió en 1914!!

Debido a su inigualable capacidad para torcer Las Escrituras, leemos en la página 277 del libro: "Prestémos Atención a las Profecías de Daniel"; publicado por la Sociedad Watchtower, lo siguiente: "¿Ha empujado el rey del sur al rey del norte durante "el tiempo del fin". Claro que si. El tratado punitivo que el rey del sur impuso tras la Segunda Guerra Mundial al entonces rey del norte, -Alemania -, fue, sin duda, un "empuje"; una instigación a la represalia."

A pesar de las obvias contradicciones que hemos encontrado en lo referente al éxito del rey del norte, La Sociedad Watchtower afirma que tanto los Nazis, así como los Comunistas, inundaron a las naciones durante el tiempo del fin, cumpliéndose así la profecía.

¿Qué debemos esperar de todo esto?

Para poder comprender mejor el choque final entre estos dos reyes debemos recordar cómo el ángel, antes de darle la revelación a Daniel que nos narra el marco histórico desde los días de Alejandro Magno hasta la tribulación, a Daniel se le habló de una gran fuerza militar. Esto lo encontramos en Daniel 10:1, y lee así: "En el tercer año de Ciro, el rey de Persia, un asunto fue revelado a Daniel, a quien se le llamó por nombre Beltsasar; y el gran asunto era verdadero, y había un gran servicio militar. Y él entendió el asunto, y tuvo entendimiento de la cosa vista."

Como resultado de la revelación de este "asunto", Daniel se vistió de luto y ayunó por tres semanas. Al final de este periodo Daniel recibió la detallada visión que hace mención del marco histórico para el desarrollo de estos dos reyes y la preparación del escenario para la confrontación final; "el gran servicio militar" y el impacto que esto tendría sobre el pueblo de Jehová. Para evitar confusiones el ángel hizo una introducción a su profecía, diciéndole a Daniel: "Y he venido a hacer que disciernas lo que acaecerá a tu pueblo en la parte final de los días, porque es una visión todavía para los días venideros"

Pero, ¿Qué fue esa "gran fuerza militar" que impactará de gran manera al pueblo de Dios durante los últimos días?, ¿En qué consistió esa visión que le causó tanto malestar a Daniel? No hay duda que Daniel también estaba informado acerca del ejército nombrado por Jehová como ejecutor de sus juicios; ejército al que hace referencia Joel en su libro. Allí leemos: "Y Jehová mismo ciertamente dará su voz delante de su fuerza militar, porque su campamento es muy numeroso. Porque el que ejecuta su palabra es poderoso; porque el día de Jehová es grande y muy inspirador de temor. Y, ¿Quién puede sostenerse bajo él?" (Veáse el comentario "El Ataque de Las Langostas")

Como hemos leído, este profeta de Jehová también se convulsionó de terror al recibir una revelación similar a la recibida por Daniel. Esta revelación es una visión gráfica de la temible fuerza ejecutora que Jehová desata durante el Dia del Juicio. Después de recibir esta aterradora visión, Habacuc escribió: "Oí y mi vientre empezó a agitarse; al sonido mis labios temblaron; podreumbre empezó a entrar en mis huesos; y en mi situación estuve agitado, para esperar calladamente el día de la angustia, para su subida al pueblo, para hacer incursión él contra ellos."

La visión de Habacuc culmina en Armagedón. Según la Máxima Autoridad; Jehova Dios, esta visión "Es todavía para el tiempo señalado, y sigue jadeando hasta el fin, y no dirá mentira. Aún si tardara, mantentente en expetación de ella; porque sin falta se realizará. No llegará tarde". Aunque a los testigos de Jehová se les ha enseñado que el Caldeo moderno ya ha efectuado su obra, ni siquiera la Sociedad Watchtower es tan irrazonable como para decir que el "Tiempo señalado" de la visión de Habacuc ha llegado ya. (Veáse el comentario "La Solución Definitiva")

Tanto en Joel, como en Habacuc, es obvio que Jehová levanta a esta fuerza militar como ejecutora de sus juicios. Por ejemplo, Habacuc nos dice acerca del ejército Caldeo: "Oh Jehová, para juicio lo has formado, oh Roca para censura lo has fundado."

Es evidente que el rey del norte recibe la misma encomienda de parte de Jehová, pues el ángel dijo a Daniel: "Y él ciertamente tendrá éxito hasta el final de la denunciación, porque tiene que hacerse la cosa que se ha decidido."

Es bueno notar que en el libro de Joel se hace referencia a esta gran fuerza militar y se le llama "El norteño". Otros profetas fueron inspirados a hablar acerca del Caldeo y se refieren a él como una fuerza militar proveniente del norte y que sirve como martillo de Dios para hacer pedazos a las naciones de la tierra. Podemos estar seguros que los profetas vieron el mismo juicio; solo que desde ángulos diferentes.

Por lo tanto, es durante la fase inicial de la denunciación de Jehová en contra de este sistema de cosas cuando el rey del norte lleva a cabo su asignación,-la cosa que se ha decidido,- y comienza a causar devastación sobre este mundo incauto e ingenuo, incluyendo a la Tierra de Decoración; propiedad de los hijos de Dios.

Este "jaloneo" entre los dos reyes sirve como señal para determinar que "El tiempo del fin" ha comenzado. Podemos sospechar que la "Inundación" por parte del rey del norte se manifieste por medio de una tercera guerra mundial.

Como todo mundo sabe, los testigos de Jehová utilizan las palabras de Jesús referente al fin del presente sistema de cosas y las aplican al año 1914 con su Primera Guerra Mundial. Sin embargo, debido a que los profetas han predicho una gran guerra en la que participa el ejecutor nombrado por Jehová, parece ser que la cita bíblica que hace referencia a que "Se levantará nación contra nación y reino contra reino" superará con mucho a las dos guerras mundiales anteriores.

Por lo tanto, es vital determinar en este momento quiénes serán los actores principles de esta escena. Es por eso por lo que nos preguntamos: ¿Quién es el rey del norte y quién es el rey del sur durante el tiempo del fin?

Para poder obtener información confiable a este respecto, debemos recurrir a Las Santas Escrituras y ver lo que ellas nos dicen. Debemos reflexionar y ver qué entidad política actual llena las características mencionadas en la Biblia:

"Y el rey, -el rey del norte-, verdaderamente hará según su propia voluntad, y se ensalzará y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de dioses hablará cosas maravillosas.Y ciertamente tendrá éxito hasta que la denunciación haya llegado a su fin; porque la cosa que se ha decidido tiene que hacerse. Y al Dios de sus padres no dará consideración; y al deseo de las mujeres, y a cualquier otro dios no dará consideración, sino que sobre todos se engrandecerá. Pero al dios de las plazas fuertes, en su posición dará gloria; y a un dios que sus padres no conocieron dará gloria por medio de oro y por medio de plata y por medio de piedras preciosas y por medio de cosas deseables. Y actuará eficazmente contra las más fortificadas plazas fuertes junto con un dios extranjero. A quien quiera que le haya dado reconocimiento lo hará abundar en gloria, y realmente los hará gobernar entre muchos; y el suelo lo repartirá proporcionalmente por un precio."

En la actualidad el dúo Anglo-Americano es; sin lugar a dudas, la potencia militar más imponente en la historia de la humanidad. No existe nación alguna que pueda enfrentar la supremacía militar Anglo-Americana en una confrontación directa y vivir para contarlo. Parece ser que el rey Anglo-Americano llena los requisitos para ser el "dios de las fuertes fortificaciones."

Sin embargo, existen otros aspectos de la profecía que parecen no aplicar. Por ejemplo, ¿Podemos decir con seguridad que el rey Anglo-Americano no le ha dado consideración al Dios de sus padres? No. No podemos. La razón es porque tanto la Gran Bretaña, así como Los Estados Unidos, sí han honrado al dios Trinitario del imperio Romano.

Nos encontramos en una paradoja. Si el imperio Británico es el rey del norte, y Los Estados Unidos son el rey el sur, -como hemos visto en los dos comentarios anteriores-, y están unidos formando la poderosa alianza Anglo-Americana, entonces, ¿Cómo pueden pelear el uno contra el otro y al mismo tiempo ser aliados?

La solución a esta paradoja la encontramos en Daniel 11:36-39, donde evidentemente se revela la condición final del rey del norte, después de haber tenido éxito en su agenda, pero antes de ser destruido por Miguel. Dicho de otra manera, el ángel primero dijo a Daniel que el rey del norte conquistaría al mundo, y después; comenzando en el versículo 40, se dan los detalles de cómo el rey del norte subyuga a su rival; el rey del sur, y al pueblo de Jehová durante el tiempo del fin.

Por lo tanto, la última manifestación del rey del norte no se da en la forma de la Gran Bretaña ni en la forma de Los Estados Unidos. Por eso podemos decir que esta manifstación se dará por medio de la Organización de Las Naciones Unidas, como la futura manifestación de la Oligarquía Imperial NeoBritánica-Romana.

Pero, ¿Podemos determinar esto basándonos en la Palabra de Dios aún antes de que esto suceda? ¿Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que Las Naciones Unidas tendrán éxito y lograrán imponerse como un gobierno único y absolutista sin tener que recurrir a la interpretación privada de Las Escrituras o la simple especulacion; especulación contra la cual la Sociedad Watchtower nos advierte? Parece ser que la Sociedad Watchtower tiene problemas hasta para interpretar el pasado. Por lo tanto, ¿Existe la posibilidad que alguien pueda; de manera éxitosa, usar la profecía y saber de antemano lo que nos depara el futuro? La respuesta es sí. La Biblia es una guía confiable que sirve para predecir el futuro; por lo tanto, podemos decir con seguridad absoluta que la ONU está destinada por la profecía a convertirse en un SuperGobierno-Estado. Pero, ¿Cómo podemos saber eso?

Primeramente, recordemos por un momento lo que la Sociedad Watchtower nos ha dicho respecto al resultado final de la rivalidad entre el rey del norte y el rey del sur.

Estos son los comentarios que la Sociedad Watchtower ha dado en lo referente a la lucha entre estas dos entidades: "La campaña final del rey del norte no es dirigida en contra del rey del sur. Por lo tanto, el rey del norte no llega a su fin a manos de su rival del sur. De manera similar, el rey del sur no es destruido por el rey del norte. El rey del sur no es destruido "por mano humana alguna"; el rey del sur es destruido por el reino de Dios."

Los errores de la Sociedad Watchtower son verdaderamente espantosos. Como ya hemos visto, la campaña del rey del norte sí es dirigida en contra del rey del sur; es decir, si tomamos en cuenta que "la campaña final" se lleva a cabo durante el tiempo del fin. Después del empuje e inundación inicial, el rey del norte: "Entrará en los países e inundará y pasará adelante."

"Ella No Resultará Ser Un Escape"

Aquellos que están familiarizados con esta profecía tal vez se pregunten por qué es que no se hace más mención del rey del sur una vez que el rey del norte invade sus tierras durante el tiempo del "jaloneo"; pues La Escritura nos dice: "Y en el tiempo del fin el rey del sur se envolverá con él en un jaloneo."

Puesto que la profecía nos da una historia detallada de la lucha entre los dos reyes, ¿Por qué habría de ser el ángel negligente y negarnos información vital y valiosísima concerniente al destino final del rey del sur? ¡¡Es obvio que esta clase de información no es cualquier cosa!!

¿Debemos suponer que el rey del sur es destruido directamente también por Miguel a pesar de que esto no lo menciona la profecía? Es conocimiento general que todas las naciones terminan siendo destruidas, pero ¿Por qué la profecía de Daniel menciona a un rey especial y único que se enfrenta al Señor Jesús en el campo de Megido?

Además de esto, se nos ocurren otras preguntas. Por ejemplo, ¿Por qué la Sociedad Watchtower; de manera brillante, nos ha mostrado la conección entre las maniobras finales del rey del norte y las actividades del profético Gog de Magog de Ezequiel? Puesto que la profecía de Ezequiel nos dice que Gog de Magog reune a una coalición de naciones en contra del pueblo de Dios; al tratar de armonizar las profecías, ¿Dónde dejamos al rey del sur? En otras palabras, si Ezequiel nos dice que representantes de todas las naciones hacen la guerra en contra del Reino Mesiánico de Jehová, ¿Por qué la profecía de Daniel no menciona al rey del sur una vez que el rey del norte ataca a la Tierra de la Decoración?

¿Debemos suponer que el rey del sur permaneció sin perturbarse debido a los misteriosos reportes que tanto afectan al rey del norte y que lo conducen a un furioso arrebato cosmicida?

La respuesta es muy sencilla. ¡¡La razón por la que no se hace más mención del rey del sur es porque este rey es completamente conquistado y subyugado por el rey del norte, aún antes que Miguel se ponga de pie!! ¿Cómo sabemos esto?

Una de las cosas valiosísimas que la Sociedad Watchtower nos ha enseñado es que el "Egipto" mencionado en los versículos 42 y 43 de Daniel es una representación del rey del sur. ¿Cómo es eso? Daniel 11:8-9, de manera clara, identifica a Egipto como el rey del sur. Por lo tanto, "Egipto" es una descripción críptica del rey del sur mucho tiempo después que los Faraones pasaron a la historia como los reyes de la primera potencia mundial. Por esa razón, "Egipto" representa a Los Estados Unidos de América en Daniel 11:42-43.

Pero primeramente, ¿Cómo es que Los Estados Unidos se convirtieron en el rey del sur? Podemos llegar a esta conclusión si usamos como base las profecías de Ezequiel y de Isaías que describen a Egipto en términos tan peculiares que solo pueden aplicar a Los Estados Unidos. Veáse el comentario títulado "El Fin del Dúo Anglo-Americano".

Existen muchas similitudes que se interrelacionan y que vale la pena que las tomemos en cuenta. Por ejemplo, Daniel 11:42 lee: "Y seguirá alargando su mano en contra de los países; y en lo que respecta a Egipto no resultará ser un escape", mientras que Ezequiel 32:3 nos describe la captura de Egipto en términos más gráficos: "Y esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: Yo también ciertamente extenderé sobre ti mi red por medio de una congregación de muchos pueblos y, ciertamente, te traerán en mi red barredera"

Si hacemos comparaciones nos damos cuenta de las impresionantes similitudes. Por ejemplo, Daniel 11:43 lee: "Y él verdaderamente gobernará sobre los tesoros escondidos de oro y plata y sobre todas las cosas deseables de Egipto. Y los Libios y los Etíopes irán en sus pasos."

Ezequiel 30.4 también predice que la riqueza de Egipto será saqueada y que sus aliados también caerán: "Y una espada ciertamente entrará en Egipto, y dolores severos tienen que ocurrir en Etiopía cuando uno caiga muerto en Egipto, y realmente tomen su riqueza, y sus fundamentos sean realmente demolidos."

Mas adelante, Daniel 11.41 nos dice que el rey del norte causa la ruina del pueblo de Jehová y toma numerosas tierras. "Y él ciertamente entrará en la Tierra de la Decoración, y habrá muchas tierras a las que se les hará tropezar."

Ezequiel 30:5-6 predice que el pueblo de Dios -los hijos de la Tierra del Pacto-, así como Put, -los Libios,- son humillados y caen ante el ejecutor nombrado por Jehová: "Etiopía y Put y Lud y una vasta compañia mixta, y Cub y los hijos de la tierra del pacto.....ellos caerán por la espada misma y los apoyadores de Egipto tienen que caer también, y el orgullo de su fuerza tiene que venirse abajo."

Hasta un simple análisis superficial nos deja en la mente el significado de la caída de "Egipto" durante el tiempo del fin. El colapso simultáneo de Egipto y de Tiro se describen en la profecía como acontecimientos catástroficos que sacuden al mundo y con muy buena razón. Este es el inicio del juicio de Jehová; el cual llega a su clímax durante la Guerra de Armagedón. (Veáse el comentario La Muerte de Un "dios")

Después de esta gravísima calamidad que parecerá ser el final de la civilización como la conocemos, podemos esperar que el dúo Anglo-Americano tóme la delantera en ceder lo que aún quede de sus respectivas soberanías nacionales a Las Naciones Unidas; tal y como nos muestra el capítulo 13 del libro de Revelación, pues allí vemos a una bestia de dos cuernos tomando la iniciativa al adorar un ídolo de su propia fabricación.

Por lo tanto, no es que Las Naciones Unidas se conviertan en un rey conquistador por sus propias fuerzas, sino mas bien, esta institución ha sido establecida como una infraestructura burocrática capaz de ejecer dominio total sobre el mundo bajo circunstancias verdaderamente únicas y extraordinarias en caso que las naciones decidan entregarle su poder. (Veáse el comentario "El Rey del Fiero Semblante")

Puesto que es parte del Plan Maestro de la Oligarquía Financiera de Londres el lograr subvertir y destruir la forma de gobierno republicano de Los Estados Unidos, así como la destrucción del sistema Nación-Estado en que vivimos, aparentemente esto se logrará por medio de crear una crísis sin paralelo alguno; crísis en la que Los Estados Unidos se verán obligados a deshacerse de su Constitución y renunciar al apoyo que han dado a las instituciones democráticas. (La profecía de Ezequiel predice que el fundamento de "Egipto" será hecho pedazos.)

Las Naciones Unidas, como bien sabemos, no son una institución democrática. No es un gobierno "Del pueblo, por el pueblo y para el pueblo", como lo son Los Estados Unidos. Esta organización será la sede administrativa del Nuevo Orden Mundial. Una vez que se haya otorgado el poder ejecutivo y militar a la ONU, eso será un acontecimiento irreversible. Ese será el fin de todo. La república NorteAmericana "No resultara ser un escape"; habrá sido subyugada a la voluntad de los conspiradores. De esta manera podemos decir que el imperial rey del norte "Resultará tener éxito hasta el fin de la denunciación."

Aunque mucha gente se rie a la sugerencia que esto pudiera suceder alguna vez, la verdad de las cosas es que esto ya está sucediendo; de hecho, este proceso se encuentra ya en su etapa final. Por ejemplo, considere como en un periodo relativamente corto, -30 años,- El Imperio ha logrado subvertir a Los Estados Unidos y ha convertido a la más poderosa y productiva nación en el país más endeudado del mundo. Hasta el 30 de Junio del 2004, la deuda nacional ya ascendía a 7 trillones de dólares, y sigue creciendo a cada instante. ¡¡Esto significa que cada ciudadano de Los Estados Unidos debe 25000 dólares y no lo sabe!! ¡¡Esto equivale a una deuda de 100000 dólares por una familia de cuatro personas!! Casi la mitad de la deuda pública de Los Estados Unidos está en manos extranjeras.

El déficit comercial de Los Estados Unidos aumenta aproximadamente en un millardo de dólares diarios. Esto también se considera una bomba a punto de estallar. Hasta el oligarquico Fondo Monetario Internacional ha expresado su alarma ante el acelerado paso en que Los Estados Unidos se hunden más y más en su deuda. Como es de esperarse, es solo cuestión de tiempo para que sus acreedores exijan el pago a sus préstamos, causando el colapso del mercado búrsatil y del mercado de crédito, así como también el colapso del dólar; reduciendo a Los Estados Unidos; de la noche a la mañana, a un nivel TercerMundista.

Así es como se cumplirán las palabras de Dios cuando dice: "Y él reinará sobre los tesoros de oro y plata y todas las cosas deseables de Egipto."

De esta forma también puede decirse que el Rey del Fiero Semblante tiene éxito, pues leemos: "Y su poder tiene que hacerse grande, pero no por su propio poder. Y de manera maravillosa causará ruina, y ciertamente tendrá éxito y obrará con eficacia. Y realmente reducirá a la ruina a los poderosos, también al pueblo compuesto por los santos. Y según su perspicacia, ciertamente también hará que el engaño tenga éxito en sus manos. Y en su corazón se dará grandes ínfulas en un tiempo libre de cuidados y arruinará a muchos."

Por lo tanto, no es inconcebible el pensar que la amenazante crísis financiera, aunada a un ataque terrorista en Washington, o cualquier otro acontecimiento bélico, sea el detonante que resulte en la transferencia de la soberanía y el poder militar de Los Estados Unidos a la ONU. En un caso como ese, la ONU se vería en la situación que nos describe Daniel, cuando dice que este rey se exalta a sí mismo "Por medio de rendir homenaje al dios de las plazas fortificadas."

Hace muchos años que la Sociedad Watchtower identificó a la ONU como el Octavo Rey de la profecía bíblica, -Aunque de hecho, este rey aún no toma el control-, y también como la agencia que destruirá a Babilonia la Grande. El libro de Revelación nos dice que nadie se atreverá a desafiar al Octavo Rey por miedo de ser destruido.

Es obvio que a esas alturas la ONU poseerá un poder ilimitado; algo que no tiene en este momento. Por eso, después de la destrucción de Babilonia la Grande podemos decir que el Nuevo Orden Mundial habrá sido establecido en toda su plenitud. De esa manera se cumplirán las palabras proféticas que nos dicen lo siguiente acerca del rey del norte: "Y al Dios de sus padres no dará consideración; y al deseo de las mujeres y a ningún otro dios tampoco dará consideración, sino que se exaltará a sí mismo sobre cualquier otro dios."

"El deseo de las mujeres" bien pudiera significar los deseos religiosos de la ramera del libro de Revelación y sus muchas hijas. El no darle consideración a ningún otro dios también incluirá el no darle consideración a Jehová, ni a su Hijo; Cristo Jesús.

La quinta parte de este comentario concluirá nuestra consideración de la profecía de Daniel y de la inevitable calamidad que se cierne sobre la Sociedad Watchtower y sobre los testigos de Jehová; así como "los reportes" que causan tanto disturbio al rey del norte.