Sirviendo a los testigos de Jehová y a la Sociedad Watchtower
 
   

Febrero 3, 2003

 
 

 

 

 

 

Opciones
Imprimir Comentario
Bajar Comentario


 

Las Escrituras Hebreas de la Santa Biblia contienen numerosas profecías que tienen que ver con los juicios, las denunciaciones y las promesas de redención por parte de Jehová Dios. Aunque la mayoría de estas profecías fueron dirigidas al Israel antiguo, y a la tribu de Judá, Jehová Dios también proclamó juicios en contra de las naciones vecinas que rodeaban a Israel.

Tres naciones son mencionadas de manera muy prominente: Egipto, Asiria y Babilonia; las cuales representan las tres primeras potencias políticas del mundo, y son ellas las que conforman tres de las simbólicas siete cabezas de la Bestia Salvaje mencionada en el libro de Revelación. De todas estas, Egipto es la más prominente en Las Escrituras. Al profeta Ezequiel se le encomendó escribir "Canciones" de naturaleza fúnebre que pronosticaban la caída de Tiro y Egipto. Debido al hecho que los profetas Hebreos dijeron mucho respecto a estos imperios y naciones que ahora están muertos y han pasado a la historia; nos parece extraño, inconcebible e inconsistente que no hayan dicho, o escrito algo referente a las naciones modernas de nuestros días,- Especialmente respecto al Séptimo y al Octavo Rey,- pues ellos son los que son juzgados por el Señor Jesús de manera directa. Es verdad que el libro de Daniel, y el libro de Revelación hacen una breve mención de los acontecimientos que preceden al fin de este sistema de cosas, pero eso no es nada en comparación con las detalladas profecías que se escribieron en contra de antiguos imperios enemigos del pueblo de Dios.

Por ejemplo, el profeta Ezequiel escribió ocho capítulos de su libro solamente dirigidos a la caída de Tiro y de Egipto. El profeta Isaías escribió dos capítulos respecto al mismo asunto. Debido a que la razón más importante por la cual se escribieron dichas profecías fue para demostrar y corroborar al mundo entero que Jehová Dios es el Ser Supremo, ¿Por qué habríamos de pensar que la nación más poderosa de todos los tiempos, - La nación Anglo-Americana,- fuera mencionada solo superficialmente por los profetas de Dios?, ¿Será acaso que la visión de Dios es muy limitada?, ¿O será acaso que la Palabra de Dios es mucho más profunda y detallada de lo que creemos?

Una de las formas principales que Dios utiliza para comunicarse con sus siervos los profetas es mediante ilustraciones y patrones con doble significado o aplicación. Debido al hecho que el juicio de Dios sobre su pueblo aún está por llevarse a cabo, no deberíamos sorprendernos si Jehová Dios; de una u otra forma, ha retenido entendimiento de Su Palabra y que ésta no será revelada en su totalidad hasta cuando el verdadero apocalipsis suceda. El libro de Isaías hace mención de esto, pues leemos: "Has oído. Contémplalo todo. En cuanto a ustedes, ¿No lo anunciarán? Te he hecho oir cosas nuevas, desde la actualidad, hasta cosas mantenidas en reserva, que no has sabido." Otra traducción que puede dársele a la expresión "Mantenida en reserva" es "Protegida"; "Bajo un escudo". Por lo tanto, podemos estar seguros que cuando leemos profecías que no parecen tener el sentido que creemos deberían tener, podemos decir que estas profecías han sido escritas "En clave"; es decir, el entendimiento total y satisfactorio de éstas está protegido o mantenido en reserva para un tiempo futuro. (Isaías 48:6)


El libro de Daniel nos confirma el hecho que el entendimiento total de algunas profecías está reservado para el inicio del verdadero tiempo del fin. Por ejemplo, en Daniel 12:9 el ángel dijo al profeta: "Anda Daniel porque las palabras quedan secretas y selladas hasta el tiempo del fin." De manera obvia, podemos concluir que el inminente tiempo del fin está cerca cuando Jehová Dios comienza a abrir Su Libro y empieza a dar entendimiento y discernimiento a sus siervos.

"En lo que Respecta a Egipto,
Éste no Resultará Ser un Escape"

Volviendo a la profecía secreta de Daniel, en el capítulo once, versículo 40, leemos acerca de predicciones que suceden durante el verdadero tiempo del fin, como preludio a la confrontación final. De acuerdo a Daniel 11:42, el Rey del Norte, "Seguirá alargando su mano contra los paises, y en lo que respecta a Egipto, no resultará ser un escape."

El versículo precedente predice que Edóm, Moab, y una parte de la nación de Amón escapan temporalmente de la agresión del Rey del Norte. Debido al hecho que estas tres naciones dejaron de existir hace muchos siglos, y debido a que esta profecía está por cumplirse, - Dicha profecía ni siquiera tuvo un cumplimiento menor en algún momento del pasado,- Es evidente; por lo tanto, que Moab, Edóm y Amon solamente representan otras entidades que tienen relación con el Israel espiritual de la actualidad. -Una situación muy interesante que se discutirá en otro comentario-. El hecho que la nación original de Egipto aún existe en nuestros días no debe hacernos creer que esta profecía aplica al Egipto del Siglo XXI. Aunque Egipto aún existe como nación, es una realidad innegable que el Egipto de hoy es un país irrelevante y sin importancia en lo que tiene que ver con los asuntos políticos del mundo. De hecho, el Egipto actual no es ni siquiera la sombra de lo que fue en los tiempos del imperio Egipcio; por lo tanto, "Egipto" debe simbolizar una nación moderna que no es el Egipto que todos conocemos.

De manera brillante, la Sociedad Watchtower reconoció hace mucho tiempo que Egipto se convirtió en el Rey del Sur después del desquebrajamiento del reino de Alejandro Magno, y; por lo tanto, cualquier referencia posterior a "Egipto" se aplica al Rey del Sur en funciones en cualquier momento de la historia. Debido a que no se hace mención del Rey del Sur después que, según la profecía, el Rey del Norte invade sus tierras durante el tiempo del fin, es aparente que este "Egipto" representa al Rey del Sur, "Personificado" por Los Estados Unidos de América.

El problema que tenemos con nuestra interpretación actual radica en el hecho que la Sociedad Watchtower ha enseñado que tal profecía se cumplió durante la Era de la Guerra Fría. De acuerdo a nuestro último comentario sobre el libro de Daniel, Los Estados Unidos de América no pudieron escapar de las ambiciones imperialistas del Soviético "Rey del Norte" El ejemplo que se nos da menciona la derrota de Los Estados Unidos en Vietnam a manos de las fuerzas Comunistas apoyadas por la Unión Soviética.

Además, la Sociedad Watchtower menciona que el Soviético "Rey del Norte" presidió y dispuso de los "Tesoros escondidos" de los Estados Unidos, -Tal y como predice la profecía,- al supuestamente forzar a Los Estados Unidos a gastar y derrochar su riqueza en la carísima carrera armamentista que se suscitó durante la Era de la Guerra Fría. Desafortunadamente para nosotros, nada podría estar más lejos de la verdad. Un aspecto prominente de la carrera armamentista fue la llamada carrera espacial, o mejor conocida como "La carrera por la conquista del espacio". De esta "carrera" se nos dice, y; de hecho, se ha comprobado, que fue uno de los más grandes motores que ha impulsado el desarrollo tecnológico y económico en la historia del mundo.

Verdaderamente, los gastos en la defensa nacional; en la investigación, y en el desarrollo de nuevas tecnologías durante la Guerra Fría fueron un componente vital que produjeron muchísima riqueza, y esa es una de las razones principales por las cuales Los Estados Unidos son la única superpotencia en el mundo después de la caída de la Unión Soviética. Después de la Guerra Fría se hicieron recortes en los gastos de defensa y esto produjo una breve, pero penosa contracción económica en algunos lugares de Los Estados Unidos.

De hecho, fue la Unión Soviética quien no resultó ser un escape; pues debido a las acciones de Los Estados Unidos, este imperio terminó como muchos otros; este imperio terminó en los libros de historia. De hecho, algunos observadores de la situación mundial han afirmado que la estretegia intencional de Los Estados Unidos fue la de llevar a la Unión Soviética a la bancarrota al acelerar la carrera armamentista durante los años de la administración del presidente Ronald Reagan. Cualquiera que sea la verdad en este aspecto, esto solo demuestra el hecho que fue la Unión Soviética, y no su nemésis; Los Estados Unidos, quien fue relegada a los libros de historia.

De manera interesante, poco después que la Rusia no Comunista fuera aceptada en el club de las naciones capitalistas, ésta tuvo un colapso económico y le sucedió algo parecido a lo que le acontece a los paises del Tercer Mundo, pues los que en alguna ocasión fueron los tesoros más preciados de la llamada Unión Soviética ahora se han convertido en botín de criminales y funcionarios corruptos; sin contar con el hecho que muchos de sus recursos han caído bajo la autoridad y supervisión del Fondo Monetario Internacional y otras instituciones asociadas con Occidente. Por lo tanto, es obvio que la Unión Soviética nunca dispuso, ni usó de los "Tesoros escondidos" de los Estados Unidos.

La Sociedad Watchtower identificó por primera vez a la Unión Soviética como el Rey del Norte en los años 1957-1958. Desafortunadamente, lo que en su momento pareció ser una brillante deducción e interpretación de Las Santas Escrituras, resultó ser; con el correr de los años, una interpretación inadecuada e insatisfactoria y ahora los testigos de Jehová en general; y la Sociedad Watchtower en particular, se enfrentan a una duda y a un dilema en su interpretación de la Biblia. Este dilema consiste; no solo en hacer algunos pequeños ajustes de interpretación, sino mas bien, en desechar por completo la idea que la Unión Soviética fue en algún momento de su historia el Rey del Norte.

Además de eso, debemos de considerar un nuevo punto de referencia basado en la profecía, pues un estudio detallado de ella nos dice que el tiempo "Oficial" del principio del fin aún no ha llegado,- Al menos al momento en que se redactaron estas palabras-.

Si reconocemos este hecho vital entonces llegamos a la obvia conclusión que la profecía concerniente a "Egipto" aún no se ha cumplido. A lo que nos enfrentamos en este momento es al inminente colapso, y subyugación de Los Estados Unidos; ese es el secreto que hasta el momento Jehová Dios ha mantenido sellado en su profecía.

Pero, ¿Cómo podemos estar seguros de eso?

Primeramente, al reconocer que el libro de Daniel no es el único lugar de Las Escrituras donde la expresión "Egipto" es usada para referirse a algo más que a la nación literal de Egipto. El libro de Revelación hace referencia a "Dos testigos" que son muertos por la Bestia Salvaje que asciende del abismo, y nos dice: "Y sus cadaveres estarán en el camino ancho de la gran ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también el Señor de ellos fue fijado en el madero."

Como todos sabemos, el Señor Jesús fue ejecutado a las afueras de Jerusalén; por lo tanto, ¿En qué sentido fue Jesús ejecutado en "Egipto"? En vez que Egipto signifique el mundo entero como creemos, es más razonable y apropiado reflexionar en el hecho que Egipto fue la primera potencia mundial; es decir, un imperio, y como tal, tuvo muchos tratos con el pueblo de Dios. Por lo tanto, podemos decir que el "Egipto" del libro de Revelación representa a un imperio en específico cuya importancia ha sido similar a la que tuvo el Egipto original en sus tratos para con el pueblo de Dios.

La monstruosidad satánico-política de siete cabezas es; en realidad, una sola organización que ha existido de manera continua a través del tiempo y se ha manifestado al mundo bajo diferentes disfraces. La entera organización bestial solamente ha manifestado diferentes "caras"; por así decirlo, que se han sucedido unas o otras paulatinamente. Egipto, al haber sido la primera potencia mundial es una representación apropiada para simbolizar cualquier imperio u organización que domine o ejerza poder en cualquier momento determinado de la historia. Como todos sabemos, durante el tiempo en que Jesús vivio en la tierra, Roma era la cabeza oficial del sistema político de Satánas, y debido a que Jesús fue muerto a manos de soldados Romanos bajo la autoridad y dirección del Cesar, podemos decir con seguridad que Jesucristo fue ejecutado en "Egipto". De manera similar, durante el apocalipsis futuro, podemos esperar que el Octavo Rey tome la autoridad del sistema político de Satánas, y posteriormente lleve la delantera en la persecución de los simbólicos "Dos testigos" y dejarlos como si estuvieran exánimes en "Egipto"; lugar donde el Señor de ellos fue ejecutado.

Es evidente, por lo tanto, que al usar a Egipto de manera extensa en los libros de Daniel y Revelación, Jehová Dios usa a Egipto como un simbolísmo para referirse a otras potencias o naciones; por lo tanto, con este entendimiento en mente, examinemos las profecías de Ezequiel e Isaías para enterarnos con más detalle de los juicios que Jehová Dios ha mantenido en secreto hasta ahora. -La parte segunda de este comentario tratará de manera similar con una profecía dirigida a la antigua ciudad de Tiro-.

"¿A Quién Puede Compararse
Tu Grandeza?"

La profecía dirigida contra Egipto es; de hecho, una serie de pronunciamientos que fueron dados durante un periodo de quince años. La profecía en el capítulo 31 del libro de Ezequiel compara a la nación de Egipto con un árbol de cedro del Líbano que se yergue aún sobre las nubes. El versículo cinco nos dice: "Por eso creció a más altura que todos los demás árboles del campo."

Para el tiempo en que se le dio esta profecía a Ezequiel durante el exilio Judío en Babilonia, Egipto ya había dejado de ser la potencia más prominente de la región. Tanto Asiria, como Babilonia después, la habían desplazado y en ese momento Babilonia era la que ejercía la supremacía en el mundo. La famosa batalla de Carquemis, mencionada en Jeremías 46:2, fue el principio del fin de la superioridad Egipcia, y la derrota del Faraón Nekó, estableció a Babilonia como la nueva superpotencia.

Debido al lenguaje apocalíptico de las profecías contra Egipto; -Como nos daremos cuenta más adelante-, a los investigadores de la Palabra de Dios se les ha hecho obvio pensar que dichas profecías tienen una aplicación mucho mayor que va más allá de la simple región del río Nilo. De acuerdo con la interpretación de la Sociedad Watchtower, el gigantesco cedro representa al entero sistema político de Satánas. Pero si eso fuera así, ¿Por qué dice la profecía que ningún otro "árbol" nacional puede compararse al cedro Egipcio? Si el cedro representara a todas las naciones del mundo ¡¡Entonces no habría alguna otra nación a la que se le pudiera comparar!!, ¿O si?

Ezequiel 31:8-9 nos dice de manera enfática que todas las demás naciones tienen una relación relativa con el cedro Egipcio pero que ninguna de ellas tiene la majestuosidad y la grandeza de éste, pues se nos dice: "Y otros cedros no lo igualaban en el Jardín de Dios. En cuanto a los enebros, no se le parecían en sus ramas mayores, Y los platanos mismos no resultaban como él en ramas. Ningún otro árbol en el Jardín de Dios se le parecía en su belleza. Bello como lo hice en su follaje, y todos los demás árboles de Edén que estaban en el Jardín del Dios verdadero seguían envidiándolo."

Como ya hemos dicho, si ninguna nación podía compararse con Egipto, entonces es evidente que Egipto no representa a todas las naciones. Esto es confirmado por el hecho que el cedro Egipcio es cortado por otra nación. El registro del juicio de Jehová contra Egipto nos dice: "Yo también lo daré en mano del despóta de las naciones. Sin falta actuará contra él. Según su iniquidad ciertamente lo expulsaré. Y extraños; los tiranos de las naciones lo cortarán, y la gente lo abandonará sobre las montañas; y en todos los valles su follaje ciertamente caerá, y sus ramas serán quebradas entre todos los causes de la tierra. Y de su sombra todos los pueblos de la tierra bajarán y lo abandonarán."

Es obvio que la descripción que se nos da del antiguo Egipto aplica aún más aptamente a Los Estados Unidos. Después de todo, ¿Qué país puede compararse con Los Estados Unidos?, ¿Quién puede refutar el hecho que Los Estados Unidos es la nación más grande y poderosa que ha existido en toda historia? Desde su principio Los Estados Unidos fueron únicos, pues Los Estados Unidos se oponían a todo lo que representaba el imperio Británico.

El imperio Británico, junto con otras naciones asociadas a ellos, creían que la humanidad era un objeto de su propiedad de la cual podía disponerse según los antojos y deseos de la oligarquía reinante. La idea que Dios había creado al hombre a imagen y semejanza de Él y que éste tenía ciertos derechos inealineables resultaba anatema para la idiosincracia Británica. Debido a la mano de hierro con la que el imperialismo Británico gobernó al continente Europeo, no existía ninguna posibilidad que una verdadera república pudiera nacer y existir en el viejo continente; sin embargo, gracias a la distancia y al oceáno que separa al continente Americano del continente Europeo, y que lo mantenía fuera del alcance del control imperial, fue posible que las semillas de la libertad dieran su fruto, y que como producto de ello, naciera una nación que; al igual que un enorme árbol, terminó dándole sombra a la gente oprimida del mundo.

La historia moderna nos comprueba el hecho que mucha gente a través del mundo ha envidiado la libertad y la prosperidad de Los Estados Unidos, y han acudido a ellos para pedirles guía; inspiración; protección, y asistencia financiera. Es por eso por lo que La Escritura nos dice que "Todos los otros árboles del Jardín del Dios verdadero seguían envidiándolo."

Millones de personas han huido de la opresión y de la tiranía y han hallado refugio en Los Estados Unidos, consiguiendo una vida mejor para ellos. Numerosas naciones de Asia, Europa, y SudAmérica han tratado de adoptar el sistema económico y financiero de Los Estados Unidos. De manera incuestionable, todas las naciones del mundo han vivido bajo la sombra del antitípico cedro "Egipcio" de los Siglos XX y XXI.

Por supuesto, también es verdad que Los Estados Unidos han oprimido a la gente nativa de sus tierras y a la gente de ascendencia Africana. Los Estados Unidos también son culpables de muchos hechos perversos, e inclusive, muchos de sus más destacados ciudadanos aún conservan la visión colonialista que favoreció el sistema de la esclavitud y la explotación, y; recientemente, Los Estados Unidos se han comportado más y más como sus antiguos predecesores; sin embargo, ese no fue siempre el caso. Si vemos las cosas desde una perspectiva histórica nos damos cuenta que Egipto hizo uso de la esclavitud y explotó y oprimió a otras naciones. Sin embargo, la profecía nos dice que Egipto es la envidia de todas las naciones; por lo tanto, podemos decir que esta nación en particular sobresale sobre todas las demás.

Sin duda alguna, el Siglo XX puede considerarse como el Siglo Americano por muy buenas razones. Al educar y dar poder al hombre común y al aprovechar la creatividad de éste, el sistema NorteAmericano desencadenó; por así decirlo, el gran potencial humano y esto trajo como resultado una cantidad innumerable de descubrimientos e invenciones que han beneficiado a toda la humanidad.

En el lenguaje profético, las aguas significan con frecuencia gentes y naciones, o la sociedad en general. Por ejemplo, el libro de Revelación, capítulo 17:15 nos dice respecto a Babilonia la Grande lo siguiente: "Las aguas que viste donde se sienta la ramera significan gentes y muchedumbres y lenguas." Por lo tanto, si mantenemos la armonía de los significados bíblicos de ciertas palabras, nos damos cuenta que el capítulo 31 del libro de Ezequiel nos explica la razón del crecimiento y la prosperidad del Egipto Mayor, pues leemos: "Fueron aguas lo que lo hicieron crecer; la profundidad acuosa hizo que se hiciera alto. Con sus arroyos iba todo alrededor de su lugar en que estaba plantado; y sus canales enviaba a todos los árboles del campo."

Al considerar a sus habitantes como dignos ciudadanos y no como simples esclavos; al atraer a los más brillantes y ambiciosos inmigrantes del mundo, y al fomentar el desarrollo; investigación; y espíritu empresarial, el sistema NorteAmericano se ha convertido en el sistema económico mas éxitoso y próspero en la historia de la humanidad. Aparentemente, esto es lo que La Escritura nos quiere decir cuando menciona que las "Aguas" son la razón por la cual el cedro Egipcio creció de tal manera.

Pero, ¿Por qué se refiere la Biblia a las naciones políticas bajo la influencia de Satánas como árboles que se encuentran en el Jardin de Eden? La razón nos la explica el apóstol Pablo en Romanos 13:1, pues él nos dice que "Las autoridades que existen están colocadas por Dios en sus posiciones relativas". Cuando Satánas tentó a Jesús y le ofreció todos los reinos del mundo, Satánas admitió que la gloria y la autoridad de ellos las había recibido por parte de Dios. Por lo tanto, desde que la humanidad fue expulsada del Jardín de Edén Dios ha permitido que varios tipos de autoridad hayan existido y ejercido poder como alternativa al tribalismo y anarquismo que resultaría si no existiera autoridad alguna. Todas estas autoridades seguirán existiendo hasta el día en que Jehová Dios otorgue todo el poder de su reino al Señor Jesucristo. Debido a que "No hay autoridad excepto la de Dios", podemos decir que las naciones fueron "Plantadas" por Dios, y es Él el que tiene la última palabra, a pesar del hecho que en este momento Satánas es el dios del mundo en que vivimos.

En numerosas ocasiones del pasado Jehová Dios ha intervenido en los asuntos de las naciones para lograr los objetivos que tienen que ver con su pueblo. Por ejemplo, debido a la intervención de Jehová, José, un pobre y humilde hijo de pastores, llegó a convertirse en el Primer Ministro de Egipto. De igual manera, Daniel, un adolescente cautivo, con el paso del tiempo se convirtió en el tercer hombre más poderoso del imperio Babilonio. De manera similar; aunque cautiva, Ester llegó a ser la reina del enorme imperio Persa.

Inclusive, a Daniel, el ángel Gabriel le mencionó que el ángel Gabriel había sido nombrado fortalecedor y protector del rey Persa. Como dice el proverbio "El corazón de un rey es como corrientes de agua en la mano de Jehová, a donde Él quiera hacia allá lo dirige." Por lo tanto, podemos decir que de manera similar los ángeles de Jehová han protegido y fortalecido a algunos gobiernos de la actualidad para facilitar el trabajo del pueblo de Dios. Es por eso por lo que el apóstol Pablo pidio a los hermanos de Cristo Jesús que oraran "Por los reyes y por toda persona en posición de autoridad para que pudieran seguir llevando una vida tranquila de devoción piadosa con toda seriedad."

Por lo tanto, es apropiado que la ilustración de los árboles de Edén simbolice a todas las naciones de la tierra hasta el Día del Juicio de Jehová, y que Egipto represente a la nación líder del mundo -El árbol más grandioso en el Jardín de Dios-. Sin embargo, cuando el trabajo de Dios haya terminado podemos esperar que éste grandioso árbol sea cortado por otras naciones del mundo............. ¡¡Tal y como si fuera leña para el fuego!! De acuerdo a la profecía, Jehová Dios ya tiene un "Talador" oficial que derrumbará a este "árbol" (Veáse Isaías 14:8)

Posteriormente a los hechos del 11 de Septiembre; -Acontecimientos que cimbraron al mundo de la política,- quedo claro cuán frágil es el sistema en que vivimos. Por lo tanto, no necesitamos mucha imaginación para visualizar el efecto, y el horror que causará a las naciones del mundo al ver que Los Estados Unidos caigan en manos de tiranos absolutistas. Es por eso por lo que la profecía nos dice: "Al sonido de su caída ciertamente haré que se mezan todas las naciones, cuando lo haga bajar al Seol con los que van bajando al hoyo, y en la tierra, allá abajo, serán consolados todos los árboles de Edén."

De acuerdo a la profecía de Ageo, Dios va a permitir en el futuro un tiempo de caos y angustia sin paralelo en la historia del mundo, que servirá para completar la recolección de sus escogidos y la recolección de los amigos de ellos. Ageo 2:7 nos dice: "Y ciertamente meceré todas las naciones, y las cosas deseables de todas las naciones tienen que entrar; y ciertamente llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos."

El libro de Revelación nos dice que el sacudimiento de todas las naciones ocurre después que se abre el sexto rollo, como preludio al sellamiento de los 144000 escogidos de Dios y la recolección de la Gran Muchedumbre. Revelación 6:12-16 describe cómo las luminarias celestiales, -Gobiernos humanos,- son eclipsados y cómo toda institución poderosa humana sufre un catástrofico colapso. Es de particular importancia que el sacudimiento de las naciones no es el fin del mundo, -Aunque sin duda alguna eso es lo que parecerá en ese momento,- y aparentemente esa es la razón por la cual; debido a los escogidos, la Gran Tribulación es acortada.

La severidad y la totalidad del futuro colapso del sistema mundial se hace evidente por el hecho que la aterrorizada humanidad le ruega a las masas rocosas y a las montañas que por favor caigan sobre ellos para protegerlos de la ira de Jehová. Por lo tanto, si toda montaña es removida de su lugar, y sin embargo; aún así, la gente del mundo le pide a las montañas que caigan sobre ellos, esto nos muestra que la civilización permanece al bordo del precipicio por un periodo de tiempo, después del sacudimiento de las naciones. Aparentemente, las montañas que caen son las instituciones democráticas, y es en ese momento cuando hace su aparición en la escena del mundo un rey que promete salvar a la humanidad de la ira de Jehová.

El profeta Ezequiel utiliza un lenguaje apocalíptico parecido al que encontramos en el libro de Revelación al describir la ramificación de los efectos globales que se suscitan debido a la caída de Egipto. El profeta continúa diciendo: "Y cuando quedes extinguido, ciertamente cubriré los cielos y oscureceré sus estrellas. En cuanto al sol, con nubes lo cubriré y la luna misma no dejará brillar su luz. Todas las lumbreras de luz de los cielos...las oscureceré por causa tuya, y ciertamente pondré oscuridad sobre tu tierra, es la expresión del Señor Soberano Jehová."

Los Estudiantes de la Biblia reconocen inmediatamente que Jesús también uso las mismas ilustraciones apocalípticas al predecir los sucesos que sacudirán al mundo durante su presencia. En Mateo 24:29 leemos: "Inmediatamente después de la tribulación de esos días, el sol será oscurecido y la luna no dará su luz; las estrellas caerán de los cielos y los poderes de los cielos serán sacudidos."

Obviamente, estos no son acontecimientos cotidianos, y aunque la Sociedad Watchtower ha especulado que Jesús tal vez estaba hablando de acontecimientos literales, podemos decir sin; temor a equivocarnos, que el uso frecuente de fraseología apocalíptica y simbolísmos está reservado en La Escritura para denotar una serie de circunstancias únicas y especiales que suceden cuando los poderes políticos del mundo son sacudidos de sus lugares aparentemente permanentes y seguros. Siendo ese el caso, podemos decir que la caída del Séptimo Rey causará la ruina del mundo, y terminará con el sistema Nacion-Estado que conocemos. De las cenizas de tal colapso podemos esperar que; como El Ave Fénix, surja de allí el Octavo Rey que tiranizará y aterrorizará a la humanidad como nunca antes en su historia.

Por eso, Ezequiel continúa diciendo: "Y ante ti ciertamente haré que muchos pueblos queden despavoridos, y sus reyes mismos se estremecerán de horror ante ti, cuando blanda mi espada en sus caras y tendrán que temblar a cada momento, cada uno por su propia alma en el día de tu caída."

El versículo mencionado nos recuerda la profecía del libro de Revelación, donde se nos dice que los reyes de la tierra tiemblan de miedo ante el Octavo Rey, después que éste aniquila a Babilonia la Grande. Es por lo tanto aparente que el Egipto Mayor y sus aliados democráticos caen antes de la destrucción de Babilonia la Grande. Debido a que Los Estados Unidos y las naciones de Occidente son los defensores de los derechos humanos y de la libertad religiosa, el fin del sistema democrático NorteAmericano dejará a la religión organizada muy vulnerable a los caprichos depredadores del Octavo Rey. Sin embargo, nos preguntamos, ¿Quién podría conquistar a Los Estados Unidos? Debido a la impresionante superioridad militar de Los Estados Unidos, cualquier ataque por algún enemigo encontraría una respuesta rápida y devastadora. Por lo tanto, para discernir quién es el conquistador de Los Estados Unidos y encontrar una respuesta satisfactoria a esta pregunta, así como al resultado final de estos acontecimientos políticos, el libro de Isaías nos es de una ayuda invaluable.

"Los Principes de Zoan han
Actuado Tontamente, los Principes
de Nof Han Sido Engañados"

Después de la derrota del Faraón Nekó en Carquemis se abrió la puerta para que la maquinaria militar Babilónica hiciera pedazos a Filistea, Tiro, Judea y a Egipto; así como también a Moab, Amón y Edóm. De acuerdo a la profecía registrada en el capítulo 19 de Isaías, -La cual tenía que ver con la invasión Asiria,- Las luchas internas, así como la ineptitud política fueron determinantes en la caída de Egipto. ¿Tendrá esto relación alguna con el futuro del Egipto Mayor?

Aclaración: Debido a que Asiria y Babilonia fueron instrumentos que Dios usó en el pasado, ambas pueden ser usadas indistintamente en la profecía. Por ejemplo: La mayor parte del capítulo 14 del libro de Isaías tiene que ver con el juicio contra Babilonia después que ésta ha sido usada como agente vengador de Dios. Sin embargo, el versículo 25 nos dice que Dios: "Quebrará al Asírio de su tierra." esto se debe al hecho que tanto Asiria, como Babilonia, prefiguraron al Octavo Rey en el cumplimiento mayor de la profecía.

Para saber en qué lugar de la corriente del tiempo nos encontramos es necesario dar una mirada a la historia moderna. No fue sino hasta que se firmó el tratado de Westfalia en el año de 1648 cuando por fin terminaron décadas de guerras religiosas en el continente Europeo; pues antes de este tratado no existían las naciones soberanas e independientes que conocemos hoy. Desde ese tiempo, la historia solo puede ser comprendida a la luz del antagonismo y lucha entre dos sistemas incompatibles; a saber, El Imperialismo y la Institución Nación-Estado Independiente. Estos dos sistemas incompatibles están perfectamente simbolizados en la amalgama hierro-barro que caracterizan al dúo Anglo-Americano de nuestros días.

Cuenta la historia que en una ocasión le preguntaron a Benjamín Franklin, uno de los fundadores de Los Estados Unidos, qué forma de gobierno heredaría a sus conciudadanos, a lo que él respondió: Una república, si es que acaso pueden conservarla. Esta respuesta refleja el reto que en este momento enfrentan Los Estados Unidos. y el sistema Nacion-Estado que conocemos. ¿De qué manera?

Después que la Guerra Civil NorteAmericana derrotó a la Confederación Sureña y a sus aliados Británicos, Los Estados Unidos se convirtieron en la potencia industrial más grande de la tierra. El imperio Británico se dio cuenta en ese momento que ellos no podían vencer a Los Estados Unidos militarmente; también se dieron cuenta que si ellos querían seguir controlando al mundo tenían que usar otros métodos para conquistar a NorteAmérica. El rumbo que ellos tomaron fue el de corromper el sistema político y económico de Los Estados Unidos, y; de esa manera, subvertir los valores de esa nación hasta convertirla en un imperio similar al imperio Británico.

El objetivo final de todo esto es la eliminación total del sistema Nación-Estado y volver al dominio imperialista, usando a Las Naciones Unidas como medio para lograr sus fines, y a la ciudad de Nueva York como la Capital del Imperio del Nuevo Mundo. Las demandas para terminar con el tratado de Westfalia se acrecentan cada día más y más.

En los últimos treinta años la controversia entre los sistemas Británico y NorteAméricano se ve reflejada en las disputas comerciales entre estos paises, pues es una lucha entre el proteccionismo NorteAmericano y el libre comercio Británico. Mientras que en el pasado el sistema NorteAmericano edificaba a la nación por medio de la industria, la infraestructura y la educación, en este momento la alianza London/Wall Street está saqueando la riqueza del país por medio de transacciones financieras fraudulentas y especulativas que han llevado a Los Estados Unidos al borde de la bancarrota.

En solo unos pocos años Los Estados Unidos pasaron de ser el más grande acreedor del mundo, a ser el más grande deudor. De manera simultánea, Los Estados Unidos pasaron de ser la potencia industrial más grande, a ser una nación que solo puede subsistir gracias a la importación de bienes del extranjero. ¡¡El déficit anual de Los Estados Unidos se calcula que superará los 500 millardos de dólares este año!! Dicho de otra manera, al pueblo NorteAmericano se le está vendiendo a la esclavitud; tal y como muchos paises del Tercer Mundo ya han sido vendidos.

-Un paralelo interesante puede encontrarse en el antiguo Egipto, donde José pronosticó siete años de hambruna. Esta hambruna forzó a todos a vender todas sus propiedades para poder permanecer vivos, haciendo que los ciudadanos de Egipto se convirtieran en esclavos en su propia tierra-.

Es solamente cuando nos damos cuenta de lo que verdaderamente está sucediendo en el mundo cuando podemos comprender la Palabra de Jehová, y sus profecías, de manera satisfactoria. Después de todo, no deberíamos esperar que la profecía concuerde con la opinión pública, con la propaganda de los medios de difusión, o con las opiniones de los historiadores y de analistas políticos. ¿O si? Debido a que Satánas el Diablo está extraviando a toda la tierra habitada por medio de sus agencias publicitarias, solo podemos encontrarle sentido a las profecías si vemos y comprendemos la realidad del mundo tal y como verdaderamente es; es decir, tal y como Jehová ve las cosas.

De acuerdo a Isaías 19:11-13, Jehová se burla de la ineptitud de los consejeros de Faraón. En el versículo 13 leemos: "Los príncipes de Zoan han actuado tontamente, los príncipes de Nof han sido engañados, los hombres clave de sus tribus han hecho que Egipto ande errante."

La profecía parece describir con impresionante precisión la situación política y económica de Los Estados Unidos en este momento. Los príncipes de Zoán y de Nof bien pudieran representar a los consejeros presidenciales y a los miembros del gabinete. Los "Hombres claves de sus tribus" bien pudieran simbolizar a los representantes elegidos del pueblo NorteAmericano. Como ya hemos analizado, ellos han sido engañados al adoptar políticas e iniciativas diseñadas para destruir la república NorteAmericana.

Muchos patriotas NorteAmericanos han hecho pública su preocupación de que lo que una vez fuera una nación próspera y libre está siendo arruinada. A pesar de las declaraciones optimistas de los funcionarios públicos, la espiral hacia el colapso económico de Los Estados Unidos avanza de manera irremediable. Esto no debería de sorprendernos, pues leemos: "Jehová mismo ha mezclado en medio de ella el espíritu de desconcierto; y ellos han hecho que Egipto ande errante en todo su trabajo, así como se hace que un borracho ande errante en su vómito. Y Egipto no llegará a tener trabajo que la cabeza o la cola, el tallo o el junco, puedan hacer." (Isaías 19: 14,15)

No importa que partido político se encuentre en el poder. Ningún líder Egipcio de la actualidad puede hacer volver atrás a su país del precipicio catástrofico en que se encuentra. Jehová; de hecho, ha puesto sobre la balanza a la nación NorteAmericana y la ha hallado deficiente. No es de sorprendernos pues que muchos observadores se sientan incómodos al ver la transformación de los Estados Unidos, y reconocer que ha dejado de ser una nación benévola y se ha convertido en un imperio caprichoso y amenazante bajo la dirección de sus estúpidos príncipes y de los hombres claves de Zoán y Nof.

"Y Ciertámente Haré Que la Tierra se
Beba Tus Desperdicios y tu Sangre"

Es innegable que Los Estados Unidos aún disponen de grandes recursos financieros. El dólar NorteAmericano aún es la moneda preferida por el comercio mundial, aunque esta situación está cambiando rapidamente. Por ejemplo: El pago por la compra de petróleo por cualquier nación debe hacerse en dólares; los cuales ellas deben comprar antes de comprar petróleo; por lo tanto, el colapso del dólar Estadounidense sería catástrofico; no solo para Los Estados Unidos, sino para todo el sistema global capitalista. Obviamente, Los Estados Unidos serían los más afectados por dicha calamidad, y aparentemente esta es la forma en que la nación NorteAmericana cae en manos de tiranos.

Volviendo a la profecía de los Reyes del Norte y del Sur, en el libro de Daniel leemos: "Y en lo que respecta a la tierra de Egipto no resultará ser un escape. Y él -el Rey del Norte- verdaderamente gobernará sobre los tesoros escondidos de oro y plata y sobre las cosas deseables de Egipto." (Daniel 11:42, 43). Como ya hemos visto, la Unión Soviética nunca dispuso de los tesoros de Los Estados Unidos; por lo tanto, podemos concluir que esta es una profecía que se cumplirá en el futuro. Notémos también que el Rey del Norte reinará sobre "Todas las cosas deseables de Egipto". Esto, sin duda alguna, denota una sumisión económica total y completa.

El capítulo 32 del libro de Ezequiel también muestra que la riqueza de la nación NorteAmericana será confiscada, pues leemos que la riqueza de Egipto será arrebatada de él y sus fundamentos serán demolidos. (Ezequiel 32:4, 5) Es razonable pensar que los fundamentos a los que se refiere la profecía sean la Constitución de Los Estados Unidos y varias Leyes e Instituciones que regulan la industria y la economía. Por lo tanto, la profecía anuncia el fin completo de Los Estados Unidos como nación independiente.

El capítulo 32 del libro de Ezequiel describe gráficamente lo que ocurrirá. Allí se describe a Egipto como a un monstruo marino con las visceras extirpadas que llega a convertirse en simple carroña, pues leemos: "Y tendré que abandonarte en la tierra. Sobre la superficie del campo te arrojaré. Y en ti ciertamente haré que residan todas las criaturas voladoras de los cielos, y ciertamente satisfaré a las bestias salvajes de toda la tierra. Y ciertamente pondré tu carne sobre las montañas y llenaré los valles con el desecho tuyo. Y ciertamente haré que la tierra se beba tu materia descargada, de tu sangre sobre las montañas, y cauces de arroyos mismos se llenarán de lo procedente de ti."

La profecía mencionada previamente parece exagerar la caída del antiguo imperio Egipcio, pues, ¿Cómo es posible que todas las bestias salvajes de la tierra se sacien de la carne del Faraón? Sin embargo, cuando vemos lo que sucedería si el dólar NorteAmericano sufriera un catástrofico colapso, nos damos cuenta que esta es una analogía que tiene mucho sentido. Tal acontecimiento convertiría a Los Estados Unidos en un país del Tercer Mundo de la noche a la mañana. En lugar de levantarse sobre todas las demás naciones como antes, esta nación en nada sería diferente a las otras, pues sería como si las otras naciones se hubieran comido su carne y en vez de erguirse como una torre sobre las naciones inferiores y como una montaña, parecería como si los desperdicios del rey caído hubieran sido dispersados por todas partes, y de esta manera se igualaría la situación entre la otrora potencia mundial y las naciones pobres y débiles.

El capítulo 19 del libro de Isaías también nos dice que a Egipto le aguarda la ruina económica. Jehová anuncia que Él secará las aguas del río Nilo y de todos sus canales. El río Nilo era, como todos sabemos, la sangre que hacía latir el corazón económico de Egipto. Los Egipcios construyeron ingeniosos sistemas de riego que alimentaban todos los canales de la región y esa era la razón principal de su abundante producción alimentaria; por lo tanto, sería catástrofico si el río Nilo llegara algún día a secarse. Por supuesto, los ingenieros militares de Nabucodonosor no secaron literalmente el río Nilo, pero al usar esta expresión, Dios anunció la ruina que le sobrevendría a la que una vez fuera considerada como la principal productora de alimentos del Mediterráneo.

Los versículos 9 y 10 indican el grado al que llegará el futuro colapso económico, pues nos dicen: "Y los que trabajan el lino cardado tendrán que avergonzarse, también los que en telares trabajan las telas blancas. Y sus tejedores tendrán que quedar aplastados, todos los trabajadores asalariados quedararán desconsolados en su alma." Obviamente, al enfrentarse al ejército invasor de Nabucodonosor toda la actividad comercial y económica de Egipto se vería muy afectada, entonces, ¿Por qué habría de mencionar Jehová Dios algo que es obvio? Evidentemente, porque la profecía habla de acontecimientos en una escala mucho mayor, e indica que los obreros en general, -Que son quienes producen la riqueza del Egipto Mayor, -Sufren terriblemente con el colapso de su nación.

Los profetas Cristianos también pronosticaron las calamidades económicas que se suscitarían durante los últimos dias del presente sistema de cosas. El apóstol Santiago escribió lo siguiente: "Vámos ahora ricos, lloren, aullando por las desdichas que les sobrevienen. Sus riquezas se han podrido, y sus prendas de vestir exterior han quedado apolilladas. Su oro y su plata están enmohecidos, y el moho de estos servirá como testimonio contra ustedes y comerá sus carnes. Algo semejante al fuego es lo que ustedes han acumulado en los últimos días." Debido a que no ha sucedido una calamidad financiera de tal magnitud, es evidente que los últimos días son el periodo del verdadero juicio; y como tal, aún no han comenzado. Sin embargo, debido a la precaria situación financiera del mundo debemos de concluir que el fin está cerca. El día en que los hombres tirarán a las calles su dinero sin valor está en verdad muy cerca. No debemos sorprendernos cuando veamos con nuestros propios ojos a los hombres deshacerse de sus dólares como si fueran confeti inservible.

"Habrá Una Ciudad y Será
Llamada la Ciudad de Demolición"

Uno de los aspectos más intrigantes de la profecía de Isaías contra Egipto es lo que leemos en el versículo 18: "En áquel día resultará que en la tierra de Egipto habrá cinco ciudades que hablen el lenguaje de Canaán, y que juren a Jehová de los ejércitos. La ciudad de demolición será llamada una ciudad."

Para el tiempo en que se dio esta profecía, el lenguaje de Canaán era el Hebreo. Por lo tanto, aplicando dicha profecía a nuestros días podemos decir que el idioma hablado por los Hebreos es el diálecto espiritual hablado por el Israel de Dios; diálecto también comprendido por las otras ovejas que fluidamente dominan el diálecto de Las Santas Escrituras. Tal como en el pasado Egipto fue un lugar de refugio para para el pueblo de Jehová, Los Estados Unidos también han provisto un ambiente propicio que ha permitido a los testigos de Jehová crecer y florecer. De hecho, han crecido tanto que más de un millón de almas; en Los Estados Unidos solamente, tanto Israelítas espirituales, como gente perteneciente a la vasta compañia mixta Egipcia, "Juran por el Nombre de Jehová en su ministerio público."

A Los Estados Unidos se les nombra con frecuencia como un lugar de encuentro debido a la diversidad étnica de su población. Debido a que el trabajo de los testigos de Jehová se originó en Los Estados Unidos durante los años 1800's; inmigrantes de diversas partes del mundo volvieron a sus lugares de origen llevando con ellos la semilla de la verdad. Los Estados Unidos también han sido semillero de miles de misioneros que han partido hasta los lugares mas recónditos de la tierra para predicar Las Buenas Nuevas Del Reino de Jehová, y; debido a la relativa prosperidad de Los Estados Unidos, -Prosperidad comparada con otras partes menos favorecidas del mundo,- El trabajo de los testigos de Jehová ha crecido de manera espectacular gracias a las donaciones materiales de hermanos y hermanas. Es por esto por lo que leemos en el último versículo del capítulo 19 del libro de Isaías: "Bendito sea mi pueblo Egipto, la obra de mis manos."

Pero, ¿Qué hay del lugar llamado "La Ciudad de Demolición"? Debido a que el antiguo Egipto fue invadido y arruinado por fuerzas hostiles provenientes del exterior, es interesante que una de las ciudades de Egipto llevara el nombre profético de "La Ciudad de Demolición". Sin embargo, no debemos olvidar que tanto Asiria, como Babilonia, fueron usadas por Dios para derribar a otras naciones. Por lo tanto, existe una entidad en la profecía a la que Jehová Dios llama "El hombre ruinoso", y de este "Hombre", Isaías 54:16 nos dice: "Yo mismo he creado al hombre ruinoso para obra de destrozar." Isaías 13:5 nos informa acerca de la magnitud de la destrucción infligida por el hombre ruinoso, pues dice: "Vienen desde la tierra lejana, desde la extremidad de los cielos, Jehová y las armas de su denunciación para destrozar a toda la tierra."

En el cumplimiento de la profecía para nuestros días, el Octavo Rey sirve como el Máximo Ejecutor Imperial de Jehová. La Sociedad Watchtower hace mucho tiempo que reconoció este hecho, pero últimamente parece ser que no está muy interesada en recordarle esto al mundo. De cualquier manera, si Los Estados Unidos son reemplazados por La Organizacion de Las Naciones Unidas, y el sistema Nación-Estado es eliminado; tal y como lo predicen Las Escrituras, entonces la ciudad de Nueva York desplazará a la ciudad de Washington como la capital del mundo; por lo tanto, el nombre de Ciudad de Demolición será muy apropiado para la ciudad de Nueva York en ese tiempo.

Tal vez aún más sorprendente es lo que leemos en los versículos posteriores del capítulo 19 del libro de Isaías: "En aquel día resultará haber un altar a Jehová en medio de la tierra de Egipto, y una columna a Jehová al lado de su límite. Y tiene que resultar ser para señal y para testimonio a Jehová de los ejércitos en la tierra de Egipto; porque clamarán a causa de sus opresores, y Él les enviará un Salvador, sí uno grande, que realmente los librará."

Localizada en la misma "Ciudad de Demolición", en los límites de la costa del Egipto moderno se encuentra la sede mundial de los testigos de Jehová, conocida como casa Betel. Aunque la mayoría del mundo no le da ninguna importancia al Nombre de Jehová, los testigos de Jehova si lo hacen; al igual que Jehová mismo. Nosotros hemos luchado tenazmente para que el Nombre de Jehová sea reconocido por todo el mundo como el Nombre Sagrado y Distintivo de Nuestro Creador. Aparentemente, Jehová aprecia nuestro esfuerzo por honrar Su Santo Nombre, y desde el punto de vista de Dios; y a pesar de las deficiencias de la Sociedad Watchtower, la sede de Betel es vista por Él como un altar para Su Nombre. El Gran Salvador que Jehová Dios enviará para salvar a su oprimido pueblo será; sin duda alguna, el Señor Jesucristo en su calidad de Nuevo Rey Poderoso de la Tierra.

Jeremías 50:23 se refiere a la Babilonia Imperial como "El martillo de fragua de toda la tierra." Sin duda alguna, la caída de la sede de Nueva York de la Sociedad Watchtower servirá como punto de referencia para determinar con exactitud el tiempo del fin, una vez que la organización haya colapsado. -Para estudiar esto con más detalle por favor lea el comentario títulado: "El Inminente Colapso de la Sociedad Watchtower") De manera significativa, la profecía del Rey del Norte nos dice que simultaneámente a la caída de "Egipto" el Rey del Norte invade la Tierra de Decoración.

"Todas las Naciones Irán al Seol"

A final de la profecía de Ezequiel contra Egipto, Jehová ordena al profeta lamentarse por la caída de dicha nación, y le dice que arrastre su cuerpo hasta el Seol. -Sepultura-. Al llegar a su tumba final, Egipto es consolado al ver que existen ya otras naciones dentro de la sepultura a la que él va. Ezequiel 32:31 nos dice que "Estos son los que Faraón verá, y ciertámente se consolará por toda la muchedumbre de él." Pero, ¿Cuáles son las naciones que precedieron a Faraón en la sepultura? Estas naciones son, ni más ni menos, que las potencias políticas que precedieron al Rey Anglo-Americano. Lo que debemos de tener en mente es que aunque cada nación ha pasado a la historia individualmente a través de los siglos, colectivamente aún son representadas en las profecías como componentes de la Bestia Salvaje de siete cabezas. De hecho, Ezequiel compone una canción fúnebre profética para recordar la caída del entero sistema político.

Tal y como Egipto fue la primera potencia mundial, de la misma manera, Los Estados Unidos son representados por Egipto y son los últimos en llegar a la tumba. Como la profecía comienza en el versículo 22 con la segunda potencia mundial de Las Escrituras, -Asiria-; -Babilonia fue la tercera potencia mundial después de Egipto y Asiria-, pero como en esta ocasión actúa como Ejecutor no se le menciona esta vez junto con los otros reyes muertos.

No obstante, el libro de Isaías nos relata una escena macabra donde vemos a los reyes muertos levantarse de la tumba como si estuvieran muy conmocionados y admirados al ver que Babilonia finalmente se ha unido a ellos en la sepultura, y dice de ellos "A causa de ti se han despertado los que están impotentes ante la muerte, a todos los caudillos de la tierra semejantes a cabras. Ha hecho que todos los reyes se levanten de sus tronos." En realidad Babilonia es la representación del Octavo y Último Rey que desplaza a todos los demás, y se exalta a sí mismo sobre el reino de Dios. Por lo tanto, aunque todas las demás naciones caen víctimas del Ejecutor Asignado por Jehová, es Jehová mismo quien destruye personalmente al Rey de Babilonia, y a su cadaver se le deja pudrir como a una asquerosa bestia en el campo de batalla de Armagedón.

Debido al hecho que es el Octavo Rey quien lleva a cabo la horripilante tarea de tiranizar al mundo entero y cometer genocidio, es por eso por lo que Isaías lo compara con los otros reyes, y de éstos, Isaías dice que ellos tuvieron una sepultura honorable; no así el último rey, pues de él se dice que "Todos los otros reyes de las naciones, sí, todos ellos, han yacido en gloria, cada uno en su propia casa. Pero en cuanto a ti, tú has sido arrojado sin sepultura para ti, como un brote detestado, vestido de muertos atravesados por la espada que bajan a las piedras de un hoyo, como un cadaver pisoteado. No llegarás a unirte con ellos en un sepulcro, porque arruinaste tu propia tierra y mataste a tu propio pueblo. Hasta tiempo indefínido la prole de los malhechores no será mencionada."

Volviendo al libro de Ezequiel leemos que el profeta menciona los nombres de Elam y toda su muchedumbre alrededor de su sepulcro. A Elam se le reconoce como una de las principales partes del imperio Persa; por lo tanto, Elam simboliza a la cuarta potencia mundial en la historia del mundo.

Después siguen Mesec y Tubal y toda su muchedumbre. Mesec y Tubal fueron hijos de Jafet y se cree que ellos fueron los que se establecieron en el territorio de la Asia Menor. El hermano de ellos, Javán, es reconocido como el padre de los Griegos. Por lo tanto, los hijos de Jafet bien podrían simbolizar al imperio Griego de Alejandro Magno.

Posteriormente sigue Edóm. Pero, ¿A quién pudiera representar Edóm? Como ya hemos visto anteriormente, se nos dice que Edóm, existe en el tiempo del fin junto a Moab y a Amón. Una característica distintiva de estas tres naciones es que todas tenían parentesco con la nación Hebrea. Moab y Amón fueron descendientes de Lot, producto de la relación incestuosa con sus dos hijas después de la destrucción de Sodoma. Esaú, el hermano gemelo de Jacob fue el ancestro de los Edomitas. Todas estas tres naciones tenían una relación cercana con los Israelítas. Ellos tenían un idioma; costumbres; y herencia similares, y; sin embargo, frecuentemente fueron enemigos implacables de los Judíos. Debido a esta relación, Moab, Amón y Edóm representan a las tres ramas principales de la Cristiandad; a saber, el Catolicismo, el Ortodoxismo, y el Protestanismo en su relación con el verdadero Israel espiritual de Dios..

Como la Iglesia Católica es la parte más dominante de las tres, ella estuvo en posición de encabezar al imperio Romano después del colapso inicial de Roma, y por lo tanto, es apropiado que a Edóm se le represente como al Sexto Rey. Lo significativo de Edóm, Moab y Amón será discutido con más detalle en el comentario títulado: "Babilonia la Grande, -El Fin-"

Finalmente, Ezequiel menciona a los Sidonios y a los duques del norte dándole la bienvenida en su tumba al caído rey Egipcio. Estos representan a la otra mitad de la potencia mundial Anglo-Americana; es decir, al imperio Británico. Esto se discutirá en otro comentario títulado "La Muerte de un dios"

Tomando como base las cosas que hemos aprendido de la Sociedad Watchtower, podemos situarnos; no solo en la corriente del tiempo, sino también situarnos en el crepúsculo de los últimos días del rey AngloAmericano, y de esta manera inferir detalles proféticos que hasta ahora no habían estado disponibles. Al estudiar analíticamente Las Escrituras, y al comparar las diferentes profecías concernientes al tiempo del fin, llegamos a la conclusión que la Palabra de Jehová es mucho más profunda y penetrante de lo que habíamos imaginado.

De acuerdo con la profecía de Ezequiel, la caída del Egipto moderno marcará el comienzo del juicio sobre este inicuo sistema de cosas. Ezequiel nos lo dice con sus propias palabras, pues leemos: "Ay del día. Porque un día está cercano. Si, un día que pertenece a Jehová. Un día de nubes, un tiempo señaldo para las naciones es lo que resultará ser."