Desde que he estado en línea estos últimos 15 años, he recibido docenas, probablemente cientos, de correos electrónicos de los testigos de Jehová que me hacen la misma pregunta básica: ¿Debería quedarme o debería abandonar la organización?

Hay muchas y variadas razones por las cuales los testigos de Jehová pueden llegar a cuestionar su fe. Pero, por lo general, se debe a ciertas cosas, una de las cuales es la deshonestidad e hipocresía por parte de los líderes de la Watchtower. A menudo, los ancianos tiránicos o indiferentes, las crueldades y la absoluta maldad dentro de una congregación, simplemente pueden volverse insoportables.

Básicamente, todas estas cosas son lo que la Biblia llama tropiezos. Y Jesús dijo que las causas de tropiezo son, lamentablemente, inevitables, al menos por el momento. (Lucas 17: 1) Por ejemplo, en 1994 se hizo necesario que el Cuerpo Gobernante enfrentara el hecho de que la generación de 1914 que no pasaría antes del fin, ya había fallecido. ¿Cuál fue su solución? Redefinir lo que es una generación. No sorprende que muchos testigos de Jehová descubrieran que el mosaico de la generación  traspalada de la Watchtower era absurdo. Entonces, algunos tropezaron.

Otro aspecto que contribuye al problema es la visión irreal de la organización que se inculca en los testigos de Jehová, como la noción de que los testigos de Jehová viven en un paraíso espiritual y hablan el lenguaje puro de la verdad y que la organización es la montaña simbólica de la casa de Jehová que ha sido elevada en lo alto. Debido a que los testigos de Jehová tienen una visión tan elevada de su organización madre, como si fuera la misma encarnación del reino de Dios, cualquiera que sufra maldad o exprese cualquier desacuerdo es mirado con recelo, como desleal a Dios.

Debido a que se requiere que los ancianos brinden su apoyo incuestionable a la Watchtower, cualquiera en la congregación que se acerque a un superintendente y exprese cualquier queja, por ejemplo sobre la guerra encubierta de la Watchtower contra las víctimas de abuso infantil, no obtendrá la respuesta esperada.

Sin duda, el error fundamental subyacente es la ilusión de que Cristo ya fue hecho rey y que ya vino como un refinador para aclarar las cosas. Como resultado, los testigos de Jehová no tienen una base realista y bíblica para una esperanza. Después de todo, si Dios ya ha otorgado toda su bendición, y hay mucho que desear, ¿qué sentido tiene seguir?

Sin embargo, lo peor es la gran arrogancia de los líderes, quienes, aunque indudablemente saben que cientos de miles, si no millones, de testigos de Jehová, han abandonado la organización por completo o han decidido “desvanecerse” en la inactividad,  no se hacen responsables de este triste hecho. Su negativa a admitir sus propios fracasos es una de las principales razones por la que muchos testigos de Jehová alguna vez celosos se han enfermado espiritualmente hasta el punto de morir.

Como se indicó anteriormente, el Cuerpo Gobernante es muy consciente de este éxodo en cámara lenta, que se ha visto acelerado por la libre circulación de información en Internet en los últimos 20 años. Para abordar el problema, la Watchtower publicó un folleto titulado ‘’Jehová Desea Que Vuelva’’ (2015). Considere un segmento de la carta del Cuerpo Gobernante:

‘’Es con sentimientos parecidos que hemos preparado esta publicación. Lo primero que hicimos fue escuchar atentamente a varios hermanos que se separaron de la congregación y reflexionar en sus circunstancias (Proverbios 18:13). Luego, con ayuda de la oración, examinamos relatos de las Escrituras que muestran cómo Jehová ayudó a sus siervos del pasado en situaciones parecidas. Y, por último, unimos esos relatos de la Biblia a casos de nuestros días para redactar este folleto, que le invitamos a leer con atención. Cuente con nuestro profundo cariño. ’’

Dado el hecho de que el folleto no aborda ninguno de los temas mencionados que un número incalculable de testigos de Jehová podría dar como motivo de su partida, la afirmación del Cuerpo Gobernante de escuchar atentamente es sospechosa.

Si bien no cabe duda de que algunos simplemente se han alejado o tenido problemas en sus congregaciones, mientras otro número han sido herido en sus sentimientos y seguramente otra cantidad considerable se ha visto atrapada en el pecado y la mundanalidad, como lo indica el folleto, sin duda un creciente número de testigos de Jehová ha tropezado por  causa de la misma Watchtower. Y desafortunadamente esta situación empeorará en el futuro.

En su discurso sobre la señal de su presencia, Jesús predijo: ‘’ Entonces, también, a muchos se les hará tropezar, y se traicionarán unos a otros y se odiarán unos a otros.  Y muchos falsos profetas se levantarán y extraviarán a muchos;  y por el aumento del desafuero se enfriará el amor de la mayor parte. ’’

Contrario a la afirmación de la Watchtower, Jesús estaba hablando de un acontecimiento entre  cristianos. El “aumento del desafuero” no se relaciona con la tasa de criminalidad en aumento en el mundo, como se ha hecho creer a los testigos de Jehová. El desafuero es hacia Dios. Por ejemplo, cuando Jesús diga a los que lo llaman “Señor, Señor”, y estos se jacten de sus obras en su nombre, en respuesta, Cristo les responderá: “Apártense de mí, obradores del desafuero”.

Además, Pablo predijo que un hombre del desafuero fomentaría una apostasía abierta contra Dios como un preludio inmediato a la presencia y manifestación poderosa de Cristo. Según Pablo, el hombre del desafuero de Satanás finalmente se entroniza en el templo de Dios, que según Pablo simboliza a la congregación de Cristo. El apóstol advirtió a los cristianos que el ‘’misterio de este desafuero’’ ya estaba obrando. ‘’El misterio de este desafuero’’ ciertamente describe los oscuros actos de la Watchtower, como su secreta asociación política con la ONU y sus juicios secretos que violan la verdadera esencia de la verdadera religión, es decir, emitir juicios en nombre de los oprimidos. Incluso las misteriosas imágenes subliminales presentadas en varias publicaciones de la Watchtower son un sutil indicio de un elemento invisible y satánico dentro de la “organización visible de Jehová”.

Curiosamente, hace muchos años, JF Rutherford se dio cuenta de que el hombre del desafuero  -o ” el hombre de pecado” según la versión King James – no podía ser el papado o el clero en general, sino un elemento apóstata que estaba dentro del pueblo de Dios. En ese momento también correlacionó correctamente al hombre del desafuero con el esclavo malo que trabajaba entre los esclavos fieles que alimentaban a los domésticos del Señor, pero identificó erróneamente a las sectas de los estudiantes de la biblia  que se apartaron como la clase perversa. (Véase La Atalaya de 1930, página 276). Poco después del fallecimiento de Rutherford, la Watchtower revirtió esto y afirmó que el clero era el hombre del desafuero, y en su última revisión de la parábola de Jesús, el esclavo malo se convirtió en un caso hipotético inexistente.

Pero si los testigos de Jehová son la verdadera fe, ¿por qué hay tropiezos entre ellos en primer lugar? La profecía de Daniel arroja algo de luz acerca de esto. Hablando de la nefasta actividad del rey del norte, el profeta declara: “Y a los que actúan inicuamente contra [el] pacto, los conducirá a apostasía mediante palabras melosas. Pero en lo que respecta al pueblo que conoce a su Dios, ellos prevalecerán y actuarán eficazmente. Y tocante a los que tienen perspicacia entre el pueblo, impartirán entendimiento a los muchos. Y ciertamente se les hará tropezar por espada y por llama, por cautiverio y por saqueo, durante [algunos] días.  Pero cuando se les haga tropezar serán ayudados con un poco de ayuda; y muchos ciertamente se unirán a ellos por medio de melosidad.  Y a algunos de los que tienen perspicacia se les hará tropezar, para que se haga una obra de refinación debido a ellos, y para que se haga una limpieza y para que se haga un emblanquecimiento, hasta el tiempo de[l] fin; porque es todavía para el tiempo señalado”.

De acuerdo con las palabras escritas en el libro de la verdad, aquellos con discernimiento y aquellos que han sido llevados a la apostasía, están en el mismo pacto, lo que significa que pertenecen a la congregación de Cristo; de otra manera ¿cómo podrían algunos actuar inicuamente contra el pacto? Esto está de acuerdo con las enseñanzas de Jesús; a saber, que hay un esclavo fiel e infiel y ambos trabajan dentro de la misma casa hasta el tiempo del fin.

¿Qué sucede cuando llega el momento del fin? Inicialmente, espada, llama y cautiverio,  y a muchos más se les hará tropezar, como Jesús predijo. Pero, en última instancia, durante el tiempo del fin o la conclusión del sistema, Jesús enviará a sus poderosos ángeles para eliminar a todas las personas que cometen desafuero y todas las cosas que causan tropiezo. ¿De dónde son eliminados? Jesús dijo: ‘’de su reino’’.

Como se predijo en Daniel, los tropiezos tienen un propósito: lograr una limpieza y blanqueamiento. La protección contra el tropiezo es conocer a Jehová. En última instancia, los refinados impartirán entendimiento a los muchos cuando resplandezcan tan brillantemente como el sol en el Reino de Jehová, después que las personas desaforadas hayan sido removidas.

Entonces, en respuesta a la pregunta, ¿debería  alejarme o quedarme? Mi consejo es que usted conozca  los juicios de Jehová y ame su verdad, porque en última instancia, “Paz abundante pertenece a los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo.”(Salmo 119:165).